Ciudad de México. La Procuraduría (fiscalía) General de la República (PGR) de México asumirá las investigaciones de la fuga del narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán, registrada la víspera por la noche, informó hoy el comisionado de Seguridad.

El titular de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), Monte Alejandro Rubido García, confirmó en conferencia de prensa en la capital del país que Guzmán Loera escapó del penal de máxima seguridad del Altiplano, estado de México (centro) a través de un túnel.

Este tunel de alrededor de 1.500 metros de largo va de la prisión federal hasta una casa en construcción, ubicada en la colonia Santa Juanita en estado de México (centro) a unos 70 kilometros al norponiente de la Ciudad de México (capital).

El capo mexicano líder del llamado "cártel de Sinaloa" en el estado del mismo nombre en el noroccidente del país, ya contaba con otra fuga a principios de 2001 de una prisión de máxima seguridad ubicada en el estado de Jalisco (oeste), y fue recapturado en febrero de 2014.

El llamado "barón de las drogas" está acusado de varios delitos federales de narcotráfico en Estados Unidos, por lo que se encuentra en la lista de las personas más buscadas por la Agencia para el Control de Drogas (DEA, siglas en inglés).

Rubido García detalló que previo a la fuga, "El Chapo" se trasladó la víspera al área de regaderas a las 20:52 tiempo local (00:52 GMT del domingo).

Luego de un tiempo que no se le vio a través del sistema de videovigilancia, se envió a su celda a personal del centro penitenciario y se comprobó que estaba vacía.

El funcionario explicó que en el área de regaderas se halló un orificio que comunica a un túnel de unos 70 a 80 centímetros de ancho por poco más de 1 metro de alto, con longitud de por lo menos 1.500 metros.

En el túnel se hallaron tubos de PVC, presuntamente para ventilación y alumbrado eléctrico, así como recipientes de combustible y madera.