Caracas. El Fiscal General de Venezuela anunció este jueves que solicitará a Interpol que emita una orden de captura con alerta roja en contra del expresidente de la estatal petrolera PDVSA, Rafael Ramírez, quien fue uno de los hombres más poderosos del gobierno venezolano.

Venezuela inició en diciembre una investigación penal contra Ramírez como parte de una pesquisa mayor por corrupción en Petróleos de Venezuela (PDVSA), que ha llevado a prisión a por lo menos 60 funcionarios de la petrolera.

"Sin llorantina ciudadano Ramírez. Nosotros en próximos días vamos a solicitar una orden de aprehensión con la correspondiente alerta roja hacia su persona por los delitos de peculado doloso, legitimación de capitales y asociación (para delinquir)", dijo el Fiscal General, Tarek Saab, en una anuncio en la televisión pública.

"Usted (Ramírez) está señalado por todo, incluso (por) la opinión pública nacional, como uno de los principales desfalcadores y responsables de la quiebra (...) corrupta de PDVSA", añadió Saab.

Tras ser destituido a fines del 2017 como representante de Venezuela ante Naciones Unidas, Ramírez, cuyo paradero se desconoce, negó en una entrevista con Reuters las acusaciones sobre corrupción y ha dicho que son parte de "una de las peores maniobras políticas".

El Fiscal dijo que le hacía un llamado a Ramírez, quien también lideró el Ministerio de Petróleo por más de una década, a que regrese al país, donde recibiría todas las garantías judiciales. "Usted tiene que responder ante la justicia", dijo.

Por otra parte, Saab también anunció una investigación al diputado opositor Tomás Guanipa, por supuestos llamados públicos a "la desestabilización del orden interno" y "fomentar el odio", durante la ola de protestas antigubernamentales que sacudió al país en 2017, y que dejó un puñado de líderes opositores presos.