Madrid. La Fiscalía General del Estado español se querelló este lunes por rebelión, sedición y malversación de fondos públicos contra el destituido presidente catalán Carles Puigdemont y su gabinete ante la Audiencia Nacional, por la declaración unilateral de independencia de Cataluña.

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, anunció en una comparecencia que la querella por rebelión se extenderá también contra la expresidenta del Parlamento, Carme Forcadell y los miembros de la mesa, en este caso ante el Tribunal Supremo.

El destituido presidente catalán Carles Puigdemont llamó este fin de semana a una "oposición democrática" a la toma de control de la región por parte de Madrid, luego de que el Parlamento catalán declarara la independencia de España.

En respuesta, el presidente español, Mariano Rajoy, cesó al ejecutivo catalán, disolvió el Parlamento regional y convocó elecciones para el 21 de diciembre, tras la llamativa, pero estéril declaración de independencia.

Este domingo decenas de miles de personas se manifestaron en el centro de Barcelona a favor de que Cataluña siga siendo parte de España y en contra de la declaración unilateral de independencia que aprobaron esta semana los grupos soberanistas en el Parlamento regional.