Lima. La Fiscalía de Perú formalizó en medio de la investigación por el llamado escándalo de los "keikovideos” a tres legisladores, incluido Kenji Fujimori, y el ex ministro Bruno Giuffra, implicados en el presunto intento de negociación de votos para evitar la destitución del ex presidente Pedro Pablo Kuczynski.

La investigación responde al escándalo político generado por la revelación de videos que terminó con la renuncia de Kuczynski la semana pasada. El delito en cuestión es la presunta comisión del delito de cohecho impropio y otros en agravio del Estado.

Se dispuso también que el legislador fujimorista Moisés Mamani, que grabó en audio y video los ofrecimientos para que vote en contra de un pedido de destitución de Kuczynski, sea notificado para que brinde su declaración la próxima semana.

El pasado 20 de marzo, el partido Fuerza Popular reveló videos en los que se ve a los parlamentarios Bienvenido Ramírez y Guillermo Bocangel ofrecer la ejecución de obras públicas a cambio de que Moisés Mamani vote en contra de la destitución del hasta entonces presidente Kuczynski.

Posteriormente, Fuerza Popular publicó unos registros en audio de ofrecimientos similares que recibió Mamani del entonces ministro de Transportes y Comunicaciones Bruno Giuffra, quien fue reemplazado en el cargo este martes por el nuevo presidente de Perú, Martín Vizcarra.