Lima. La Fiscalía incautó este lunes cinco viviendas y cuentas bancarias del ex presidente Ollanta Humala, en el marco de las investigaciones sobre lavado de activos vinculada a donaciones por parte de la firma brasileña Odebrecht para su campaña política en 2011.

Un equipo del Ministerio Público, dirigido por el fiscal Germán Juárez Atoche, dirigió el operativo que forma parte de la investigación que se le sigue al ex mandatario y su esposa Nadine Heredia, por el presunto delito de lavado de activos.

El procedimiento se da una semana después de que Humala -que gobernó el país entre el 2011 y el 2016-  y Heredia fueran puestos en libertad, tras ser revocada por el Tribunal Constitucional la medida de prisión preventiva que pesaba sobre ambos desde julio de 2017.

El procedimiento se da una semana después de que Humala y Heredia fueran puestos en libertad, tras ser revocada por el Tribunal Constitucional la medida de prisión preventiva.

La "incautación de los inmuebles implica su desposesión y entrega a (la estatal administradora de bienes) Pronabi, debido a que han sido adquiridos presuntamente con dinero ilícito", dijo el Ministerio Público a través de la red social Twitter.

La fiscalía tiene previsto incautar otras cuatro viviendas propiedad de la ex pareja presidencial y, según fuentes consultadas por El Comercio, estos se entregarán al Programa Nacional de Bienes Incautados (Pronabi), que depende del Ministerio de Justicia.

Humala pide al poder juidial revertir medida. El ex presidente Ollanta Humala consideró como un ensañamiento la orden de incautación de su vivienda y pidió a los titulares del Poder Judicial (PJ), Duberlí Rodríguez; y del Ministerio Público (MP), Pablo Sánchez; revertir esta medida que implica el desalojo de su familia de la única casa que poseen.

"Es la única vivienda familiar que tenemos, me parece bajo la orden de incautación, no es una medida urgente, el juez que hemos recusado debió inhibirse, es un acto arbitrario", declaró en medio de la calle, junto a su esposa Nadine Heredia.

Comentó que desde el inicio de las investigaciones en su contra, ha cumplido con la ley. Sin embargo, dijo, ve un “doble rasero” y una “aplicación cruel de la ley” en su contra.

Su vivienda en Surco, precisó, está embargada desde hace más de 40 días, lo cual impide cualquier transferencia o venta, por lo que considera como un exceso y una arbitrariedad que ahora se les pida desocuparla.

“Esto pone en incertidumbre a mi familia, no me siento seguro, el bien ya lo tienen, si quieren los muebles, también se los doy, pero les pido que nos permitan mantenernos en nuestra casa, y si tengo que pagar alquiler por vivir con mi familia en mi casa, estoy dispuesto a hacerlo”, refirió.

 

Una venganza. El abogado César Nakasaki, defensor de Ollanta Humala Tasso, calificó de inconstitucional la incautación de las viviendas del ex presidente Ollanta Humala, y consideró que se trata de una venganza del juez Richard Concepción.

Refirió que la vivienda donde vive Humala y su familia, en Surco, había sido embargada hace una semana, lo cual representaba una garantía de que no se iba a ejecutar ningún cambio en la propiedad del inmueble.

“Ahora traen la incautación, esta medida debió hacerse en una audiencia para asumir nuestro derecho a la defensa, por ejemplo”, refirió.

Nakasaki lamentó que la Fiscalía haya otorgado plazo hasta las 22.00 horas de este lunes a la familia Humala Heredia para abandonar la vivienda.

Precisó que la familia Humala Heredia fue notificada la mañana de este lunes de la diligencia y anunció que acatarán la disposición del juez Carhuancho, tras definir en las próximas horas a dónde se dirigirán.

 

Humala insistie en inocencia. Este domingo, el ex presidente Humala denunció en el programa Cuarto Poder, que la Fiscalía busca criminalizar los aportes de campaña con las investigaciones que desarrollan en su contra y aseguró que los ex directivos de Odebrecht que los acusan de haberles entregado dinero, no presentan pruebas.

Humala sostuvo que en el país no es un delito recibir aportes de campaña, pese a ello, se vulnera la presunción de inocencia con sospechas. "Nosotros hemos señalado que no hemos recibido esos supuestos aportes de campaña, sin embargo la Fiscalía nos abre investigación por lo que dicen los exdirectivos de la empresa".

El ex presidente ejecutivo de Odebrecht, Marcelo Odebrecht, dijo que la empresa entregó US$3 millones a Humala por órdenes del Partido de los Trabajadores de Brasil del ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva, quien habría respaldado su campaña política por razones ideológicas, según la fiscalía peruana.

Pero hasta ahora los fiscales no han presentado cargos formales y muchos argumentaban que su prisión era injusta, especialmente porque otros políticos investigados están libres.

Humala destacó que el PT entregó una carta en la que niega tales afirmaciones. "El aporte a las campañas no es delito, lo que quieren hacer es criminalizar los aportes de campaña", insistió.

Al ser consultado sobre por qué acudió a la casa de Marcelo Odebrecht en Brasil tras ser elegido, Humala dijo que él asistió a un encuentro de empresarios y que no sabía que este tenía como sede la vivienda del ex CEO de la constructora.

*Con información de Andina, Reuters y El Comercio.