Lima. La investigación por presunta colusión en contra Pedro Pablo Kuczynski (PPK) por los contratos del lote 56, fue reabierta por la Fiscalía Anticorrupción. 

Los contratos por lo que se le señala al ex presidente peruano, corresponden a la concesión para la explotación del pozo que le fue otorgada al consorcio Camisea cuando Kuczynski era ministro de Economía durante el gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006).

La decisión de reabrir el caso se tomó en base a las declaraciones que el ex mandatario ofreció a la Comisión Lava Jato del Parlamento, en la que reconoció haber asesorado a Hunt OIL, parte del consorcio Camisea, publicó La República.

Según la información reseñada por el medio, las asesorías se dieron entre el 2003 y 2004, cuando PPK había dejado el Ministerio de Economía y Finanzas, pero al retornar a esa cartera, el gobierno de Toledo firmó el contrato.

La Fiscalía solicitó a la Contraloría que concluya el informe para determinar el perjuicio económico que pudo habría ocasionado al Estado peruano.

Ya en el 2008, la investigación había determinado que el contrato resultó perjudicial para Perú y favoreció a la compañía con la adjudicación del Lote 56.