Caracas. El Ministerio Público de Venezuela imputó este miércoles a la líder del ala dura de la oposición, María Corina Machado, por su presunta vinculación con un plan para asesinar al presidente Nicolás Maduro.

No quedó inmediatamente claro si la defenestrada diputada enfrentará un juicio por el delito de conspiración -que contempla una pena de entre ocho y 16 años- libre o tras la rejas.

"Yo no me voy a entregar, me voy a presentar a defender la verdad", dijo Machado antes de entrar a la sede de la Fiscalía secundada por líderes opositores y decenas de partidarios.

"La justicia está de rodillas, atendiendo sentencias que vienen de (el palacio presidencial de) Miraflores o que llegan de La Habana", agregó Machado.

La acusación contra Machado es la más reciente de un torrente de denuncias hechas por los aliados del presidente Maduro, quienes alegan que los tres meses de violentas protestas registradas a inicios de este año fueron una fachada para un intento de golpe de Estado.

La oposición ha rechazado las acusaciones repetidamente y asegura que las denuncias de planes de conspiración y magnicidio son una estrategia del Gobierno para distraer a los venezolanos de la crisis económica que atraviesa el país petrolero.

Machado, junto al opositor Leopoldo López, comandaron las protestas callejeras de principios de año buscando la renuncia de Maduro bajo el eslogan de "La Salida". En medio de las manifestaciones, se generaron enfrentamientos que dejaron poco más de 40 fallecidos.