Río de Janeiro. El fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, y su homólogo en Perú, Pablo Sánchez, firmaron hoy en Brasilia un acuerdo para fortalecer la cooperación entre ambos países sobre casos de corrupción.

En un comunicado, la Fiscalía brasileña aseguró que el acuerdo conjunto debe servir para "profundizar las investigaciones en curso sobre corrupción trasnacional de funcionarios públicos y altas autoridades".

El anuncio coincide con las investigaciones que hay en marcha en Perú contra la constructora Odebrecht, la mayor de Brasil y muy salpicada por el gigantesco escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, que se habría extendido a otros países, como Perú.

Según los investigadores del caso, Odebrecht habría sobornado a funcionarios y políticos peruanos a cambio de adjudicarse millonarios proyectos.

La empresa brasileña admitió ante la justicia de Estados Unidos el pago de sobornos, y tras ello, acordó con la Fiscalía peruana para relatar la red de corrupción en el país andino.

Odebrecht se ha disculpado públicamente por las actividades irregulares y ha firmado pactos millonarios con algunos de los países en los que cometió actos ilícitos para reparar los daños, entre ellos Brasil y Perú.