La Habana.  El gobierno cubano anunció este martes la flexibilización de los trámites para que sus ciudadanos pueden viajar con mayor facilidad al extranjero, modificando como parte de las reformas emprendidas por el presidente Raúl Castro una política migratoria que se había mantenido intacta desde hace casi medio siglo.

El diario oficial Granma dijo en su edición digital que las nuevas modificaciones a la ley migratoria entrarán en vigor el 14 de enero del 2013 e incluyen la eliminación del permiso de salida y la denominada Carta de Invitación.

Ambos requisitos son dos de los mayores obstáculos que tienen los cubanos para salir de la isla, aunque posean un visado para ingresar al país de destino. Un permiso de viaje cuesta actualmente unos US$150 y las invitaciones desde Estados Unidos han llegado a costar entre US$150 y US$190.

"Como parte del trabajo que se viene realizando para actualizar la política migratoria vigente (...) el Gobierno cubano, en ejercicio de su soberanía, ha decidido eliminar el procedimiento de solicitud de Permiso de Salida para los viajes al exterior y dejar sin efecto el requisito de la Carta de Invitación", dijo el diario del gobernante Partido Comunista en su página en internet (www.granma.co.cu).

Actualmente los cubanos residentes en la isla necesitan un permiso de salida, conocido como "Tarjeta Blanca", que otorga el Estado y una invitación para viajar por asuntos personales.

La flexibilización de la política migratoria local es una de las reformas más esperadas desde que el presidente Raúl Castro reemplazó a su hermano enfermo Fidel en febrero del 2008.

Granma dijo que a partir del 14 de enero del 2013 "sólo se exigirá la presentación del pasaporte corriente actualizado y la visa del país de destino" y aclaró que la nueva modificación migratoria "ha dispuesto extender a 24 meses la permanencia en el exterior de los residentes en Cuba que viajen por asuntos particulares".

Hasta el momento, los cubanos residentes en la isla pueden permanecer en el exterior por un período de 11 meses, solicitando cada mes prórrogas, generalmente costosas, a las autoridades.

La medida anunciada sería la primera flexibilización en medio siglo a los viajes de los cubanos al exterior, que hasta el presente sólo pueden salir legalmente del país para misiones oficiales o cuando son invitados por familiares que residen en el exterior, principalmente en España o Estados Unidos.

Sin embargo, sobre la publicitada apertura cubana surge un manto de duda cuando se revisa el decreto ley 302, el que en su artículo 23 establece algunas razones que dejan demasiado abierto el abanico de posibilidades para impedir que ciertos ciudadanos cubanos residentes en el territorio nacional puedan obtener "pasaporte corriente":

d).- Cuando razones de Defensa y Seguridad Nacional así lo aconsejen.

f).- Carecer de la autorización establecida, en virtud de las normas dirigidas a preservar la fuerza de trabajo calificada para el desarrollo económico, social y científico-técnico del país, así como para la seguridad y protección de la información oficial.

h).- Cuando por otras razones de interés público, lo determinen las autoridades facultadas.

"Preservar el capital humano". Granma dijo que la modificación migratoria entrará en vigor a los 90 días de su publicación en la Gaceta Oficial y destacó que incluye "medidas para preservar el capital humano creado por la Revolución", en alusión a una serie de deserciones ocurridas en los últimos años, principalmente médicos y deportistas, que abandonan las delegaciones oficiales en el exterior.

"La actualización de la política migratoria tiene en cuenta el derecho del Estado revolucionario de defenderse de los planes injerencistas y subversivos del gobierno norteamericano y sus aliados", dijo sin precisar más detalles.

El diario no especifica si en la nueva Ley de Migración hay modificaciones para los cubanos que viven fuera de la isla permanentemente y que deben solicitar un permiso de entrada al gobierno para ingresar a su país de nacimiento.

"El país está en la senda de modificar decisiones que jugaron un papel en su momento y que perduraron innecesariamente", dijo Castro en un discurso el pasado año al referirse al tema por primera vez desde que asumió la presidencia.

Granma dijo que el martes se publica en la Gaceta Oficial el decreto ley del Consejo de Estado que modifica la vigente Ley de Migración, así como otras reformas complementarias. Y apuntó que "paulatinamente se adoptarán otras medidas relacionadas con el tema migratorio".

Los cubanos han aplaudido varios de las reformas impulsadas por Castro en los últimos dos años como la compra-venta de casas y autos, mercados que fueron reducidos por décadas por el Gobierno comunista.

"Evidentemente había muchas expectativas con la nueva ley migratoria desde hace años. Es un gran paso de avance que nos ahorra dinero y simplifica los trámites para los viajes", dijo Rafael Peña, un empleado de comercio mientras se dirigía a sus labores.