La presidenta electa de Brasil, Dilma Rousseff, fue incluida por la influyente revista estadounidense Forbes en su lista de personas más poderosas del mundo, que encabeza el presidente de China, Hu Jintao.

Rousseff ocupa el 16to. puesto en el ránking que incluye en total a 68 personas, pero el primero si se cuenta únicamente a los cuatro latinoamericanos que figuran.

Las otras tres personas de la región que aparecen en la lista son el empresario mexicano Carlos Slim Helu (21); el presidente de Chile, Sebastián Piñera (51), y el empresario brasileño Eike Batista (58).

Forbes justificó la inclusión de Rousseff en que "la sucesora elegida a dedo por Lula (da Silva) toma las riendas de Brasil como su primera presidente mujer", lo que le permitirá comandar "la economía más grande de América latina".

De acuerdo con la publicación, la mandataria electa "está capacitada para la misión" porque "estuvo encarcelada, fue torturada, se divorció dos veces y recientemente sobrevivió a un cáncer".

El nombre de Rousseff "todavía no es una marca, pero lo será pronto", agregó Forbes.

Detrás del presidente chino, los cinco primeros puestos del ranking se completan, en orden, con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama; el rey de Arabia Saudita, Abdullah Bin Abdul Aziz al Saud; el primer ministro de Rusia, Vladimir Putin; y el papa Benedicto XVI.

Los ubicados sexto a décimo son la canciller de Alemania, Angela Merkel; el primer ministro del Reino Unido, David Cameron; el presidente de la Reserva Federal (banco central) de Estados Unidos, Ben Bernanke; la presidenta del partido gobernante en India, Sonia Gandhi; y el líder de la empresa Microsoft, Bill Gates.