Ginebra. El principal foro de derechos humanos de las Naciones Unidas condenará el viernes a Siria por crímenes contra la humanidad en una sesión de emergencia, dijeron diplomáticos europeos y árabes.

La medida también está diseñada para presionar a China y Rusia a que adopten una postura más fuerte contra el gobierno del presidente Bashar al-Assad, señalaron las fuentes.

Más de 20 estados miembro respaldan una sesión especial que celebrará el Consejo de Derechos Humanos y que será anunciada el miércoles, añadieron.

La tercera sesión del foro de 47 miembros sobre Siria en ocho meses ha sido convocada días después de que una comisión de investigación de la ONU dijera que fuerzas de seguridad sirias habían cometido asesinatos, torturas y violaciones durante su ofensiva contra las protestas pro-democracia.

"Esto es en gran parte liderado por el grupo árabe. Algunos embajadores árabes están al menos tan preocupados como la Unión Europea y Estados Unidos, y posiblemente más", dijo a Reuters el embajador británico, Peter Gooderham.

"No hay duda de que la resolución va a ser muy contundente en la reunión del Consejo el viernes (...) Se intenta organizar la presión máxima que el Consejo de Derechos Humanos pueda aplicar", agregó.

Un diplomático árabe, que pidió no ser identificado, dijo a Reuters: "el apoyo árabe está ahí, los tres países del Consejo de Cooperación del Golfo que son miembros del Consejo -Qatar, Kuwait y Arabia Saudita- y Jordania. Estoy seguro de que Libia también estará con nosotros".

La Liga Arabe impuso el domingo sanciones a Damasco por su represión, en la que más de 3.500 personas han muerto desde marzo, incluyendo 256 niños, de acuerdo con la ONU. La UE actuó un día después, aumentando las dificultades financieras de Damasco.