El Foro Social Mundial (FSM) sostuvo, al concluir sus deliberaciones, que el modelo de “economía verde” que debatirán los líderes mundiales en junio sólo logrará “repetir la lógica del capitalismo, mercantilizar la naturaleza y mantener las desigualdades sociales”.

El FSM que desde hace años sesiona paralelamente al Foro Económico Mundial que se reúne en Davos (Suiza), ratificó su perfil “anticapitalista” y acordó para este año una agenda centrada en propuestas alternativas a la Conferencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible (Río + 20) que tendrá lugar en junio en Río de Janeiro.

En tanto, el Foro Social Temático (FST) que delibera cada dos años en sintonía con el FSM constituyó la primera etapa de la llamada Cumbre de los Pueblos, encuentro que se realizará en junio, como contrapunto de la Río + 20.

Durante las discusiones, la principal crítica contra el actual sistema de organización global fue el concepto de “economía verde” que será eje de las deliberaciones de junio en Río de Janeiro.

El líder del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) de Brasil, Joao Stédile, sostuvo que Río + 20 será “únicamente un teatro gubernamental”.

La ministra de Medio Ambiente, Izabella Teixeira, le replicó que el gobierno pretende aprovechar esa reunión para articular sus posturas con las de la sociedad civil, informó la agencia de noticias DPA.

La presidenta Dilma Rousseff defendió el jueves, al hablar en el FSM, la postura de su gobierno de aprovechar la Río + 20 para crear metas de desarrollo sostenible y articular medidas ambientales y de combate a la pobreza.