Henrique Capriles es el único aspirante a la presidencia con posibilidades reales de competir con el mandatario de Venezuela Hugo Chávez, quien lleva 14 años en el poder y aspira a la reelección por seis años más.

El político de 40 años que plantea la descentralización en su plan de gobierno fue recibido con coros y vítores por cientos de seguidores que se concentraron en los alrededores del centro de votación para recibirlo.

"Los venezolanos queremos resolver nuestras diferencias (...) estoy seguro de que hoy seremos una sola Venezuela", expresó el representante del bloque opositor Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Capriles se mostró seguro de que podría ganar el proceso, al expresar que "he sido invicto en todos los procesos electorales".

El aspirante acudió al centro de votación vestido con una camisa blanca, pantalón marrón, sus zapatos de la suerte, y en compañía de sus padres, Mónica Radonsky y Henrique Capriles.

El representante integrante de una familia de empresarios sefardí aseguró que respetará la decisión popular, al comentar que "lo que el pueblo hable hoy para mí es sagrado".

De acuerdo con las últimas encuestas difundidas poco antes de concluir las campañas el pasado jueves, el comportamiento de los electores indecisos determinará la posibilidad de triunfo de Capriles, quien se mantiene de segundo detrás de Chávez.

 

1763

 

Capriles saluda al votar.

 

1764

 

El representante integrante de una familia de empresarios sefardí aseguró que respetará la decisión popular.

 

1765

 

Comentó que "lo que el pueblo hable hoy para mí es sagrado".

 

1766

 

Muestra la prueba de su voto.

 

1767

 

Capriles se puso en las manos de Dios.

 

1768

 

Capriles acudió a votar en compañía de sus padres, Mónica Radonsky y Henrique Capriles.