Caracas. Los venezolanos votaban este domingo en una jornada clave para el futuro de la potencia petrolera, que define si se profundiza el polémico proyecto socialista del presidente Hugo Chávez o si gira hacia una opción de centro liderada por el joven opositor Henrique Capriles.

Los candidatos cerraron una frenética campaña en la que Capriles recorrió "casa por casa" todos los estados del país, mientras que Chávez -que se declaró en julio curado de cáncer- eligió una carrera menos intensa, pero con una fabulosa demostración de fuerza en la recta final.

Por primera vez en muchos años, las encuestas no arrojan un panorama claro. La mayoría de los principales sondeos dieron ventaja a Chávez, pero dos reconocidos estudios dibujan un escenario de empate técnico con oportunidad para el candidato opositor.

Tal como el "Comandante" ordenó, miles de sus seguidores iniciaron el domingo "la batalla electoral" por la madrugada al son del toque de diana en todo el país para llamar al voto a favor de la revolución y contra la "burguesía apátrida".

"Buen día, Mundo Bueno! Comenzó la Batalla! (...) Bendito seas, 7 de Octubre! Escribiremos otra página histórica sobre tus horas!!", escribió Chávez en su cuenta de la red social Twitter esta mañana.

"Hoy decidimos el futuro de nuestra Venezuela, vayamos todos a votar pensando en que podemos y vamos a estar mejor, vota por ti", respondió por su parte Capriles en su cuenta.

En muchos centros de votación en Caracas los ciudadanos eligieron hacer fila durante toda la madrugada frente a los centros de votación y se reportaron algunas demoras.

La alta polarización entre los venezolanos quedó una vez más expuesta el sábado por la noche, cuando una protesta en muchas zonas de Caracas con un "cacerolazo" contra Chávez tuvo una ruidosa respuesta de los partidarios del presidente, que hicieron volar artefactos pirotécnicos.

"Voy a votar por Hugo Chávez. Ha hecho lo mejor por este país en estos 13 años. Mejor que él no hay (...) Mucha gente quiere un cambio pero no hay persona que pueda sustituir a nuestro presidente", dijo Elena González, una comerciante de 52 años mientras esperaba para votar en el elegante barrio de San Ignacio.

Tras casi 14 años al mando del país con las mayores reservas petroleras del planeta, durante los que logró amasar una sólida popularidad gracias una política asistencialista y un innegable carisma, el militar retirado de 58 años está enfrentando el mayor desafío electoral de su carrera política.

Pero la inversión de cientos de miles de millones de dólares de renta petrolera en programas sociales, que van desde la entrega de casas gratuitas a costosos tratamientos de salud en Cuba, se topó esta vez con un rival que promete corregir las "fallas" de la revolución y atacar problemas graves como la inseguridad y el desempleo.

"Hoy estoy poniendo mi grano de arena para construir una nueva Venezuela, junto con Henrique Capriles, el mejor presidente que tendremos en la historia," dijo Francesca Pipoli, de 26 años, mientras caminaba a votar por un barrio rico de Caracas con dos amigas.

"Se ve, se siente, Capriles presidente!", gritaban.

1743

 

La lectura es buena aliada para esperar.

 

1744

 

"Se siente, se siente, Capriles presidente se sienten en algunas filas.

 

1745

 

Paciencia.

 

1746

 

Más filas.

 

1747

 

El material gráfico sigue presente mientras la gente espera.

 

1748

 

Tal como el presidente Chávez lo pidió, sus seguidores han llegado temprano a votar.

 

1749

 

La gente que acude a votar no puede vestir con ropa que publicite alguna opción presidencial.