Buenos Aires. El Ejecutivo galo responsabilizó este lunes a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) por la situación del periodista francés Romeo Langlois, desaparecido desde el sábado en Colombia, pese a admitir que no tiene "certeza" que el hombre esté secuestrado ni la organización guerrillera se haya atribuido aún su captura.

"Pese a que no ha habido reivindicación formal de su secuestro, consideramos, de acuerdo con las autoridades colombianas, que nuestro compatriota está muy probablemente en manos de las FARC", indicó un vocero de la cancillería francesa, según reportó el diario El Espectador.

Romeo Langlois, corresponsal de la cadena France 24 y del diario Le Figaro, desapareció el sábado junto a cinco militares durante un operativo del Ejército contra el narcotráfico cerca del municipio La Montañita, en el interior del departamento sureño Caquetá, cuando fueron atacados por miembros de las FARC, hechos en los que también fueron heridos cuatro uniformados.

Francia considera a las FARC como "responsables de la situación de Langlois", quien fue herido al momento de desaparecer, indicó este lunes el vocero y reclamó la "inmediata liberación" del periodista tras resaltar que la guerrilla "se ha comprometido públicamente a renunciar a los secuestros".

Sin embargo, el canciller francés, Alain Juppé, admitió que no hay "certeza absoluta" de que esté en poder de la guerrilla. "Según declaraciones de las autoridades colombianas, en particular del ministro de Defensa (Juan Carlos Pinzón), es verosímil que Langolois "haya sido secuestrado por las FARC".

Pero "no tenemos la certeza absoluta", declaró Juppé, quien en un primer momento dio por hecho que el periodista había sido capturado por los insurgentes. Pinzón exigió el sábado a las FARC que respeten la vida del periodista y las responsabilizó de lo que pueda ocurrirle en caso de que esté en su poder.

"Por ser un corresponsal de guerra que puede estar en zonas de conflicto es necesario exigirle a la organización terrorista de las FARC, si lo tienen, que deben respetar su vida y que tiene que hacerse responsable de cualquier situación que le ocurra", afirmó el ministro.

Romeo Langlois acompañaba al Ejército colombiano en una operación contra el narcotráfico, en la que se destruyeron cinco laboratorios para el procesamiento del alcaloide y se incautaron de 400 kilos de pasta básica de coca.

En tanto, el periodista de la cadena France 24, Simone Bruno, quien al igual que Langlois cubría el operativo, confirmó que hasta el momento se desconoce la suerte que haya podido correr su compañero y "no se sabe qué fue lo que pasó".

De acuerdo con Bruno, su compañero, iba vestido de civil y con un casco y un chaleco para protegerse; sin embargo, probablemente se haya sacado en una reacción diferente a los militares, como para salvar su vida.

El corresponsal resaltó que Langlois es uno de los periodistas extranjeros que más conoce del conflicto armado y que siempre estuvo en contacto con todos los actores.