París. Francia dijo este viernes que quiere que el grupo separatista vasco ETA abandone las armas definitivamente y siga trabajando con el gobierno español para poner fin al último gran conflicto guerrillero en Europa.

El portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Bernard Valero, se negó a hacer comentarios sobre un comunicado emitido por la ETA más temprano, donde llamó a un diálogo directo con el gobierno francés, diciendo que París no había recibido una copia.

En un comunicado enviado a la agencia de noticias francesa AFP, ETA acusó al gobierno del presidente Nicolas Sarkozy de ignorar el derecho de los vascos a decidir su futuro.

"El pueblo vasco espera que el gobierno francés responda positivamente a un final definitivo de las consecuencias de la violencia al iniciar un diálogo directo con la ETA", indicó el comunicado, tal como citó AFP.

El documento se dio a conocer cinco meses después de que el grupo declarara el fin de la lucha armada luego de cuatro décadas y pidiera un diálogo con los Gobiernos de España y Francia.

"Luego del anuncio de ETA el 20 de octubre estamos esperando, como España, que la organización terrorista proclame el desarme total de sus miembros", dijo Valero a periodistas.

ETA no se ha referido al desarme en una serie de comunicados emitidos en el 2011 en los que exigió conversaciones. Los sucesivos gobiernos españoles han descartado dialogar desde que la agrupación violó un cese al fuego previo en el 2006 y han reclamado su disolución.

Sin embargo, el gobierno recientemente electo de España, liderado por Mariano Rajoy, ha señalado que abordará la situación de los presos etarras -una de las demandas del grupo- de manera individualizada.

Cientos de arrestos y una caída de su popularidad han debilitado al grupo guerrillero, cuyos combatientes han matado a más de 800 personas en una campaña de ataques y asesinatos para reclamar una nación vasca independiente en el norte de España y el sudeste de Francia.

Un nuevo partido vasco de izquierda que quiere la independencia de España por medios pacíficos ganó siete escaños en las elecciones parlamentarias del 20 de noviembre y superó a los nacionalistas moderados del PNV.

Durante años, los militantes de ETA pudieron esconderse en Francia, donde no organizaron ataques.

Sin embargo, en los últimos años, las fuerzas de seguridad francesas persiguieron y arrestaron a muchos miembros de ETA en el norte de los Pirineos debido a que las autoridades de ambos países mejoraron su coordinación.

"Francia apoya a España y al Gobierno para poner fin a la violencia", dijo Valero.