En medio de la polémica por la muerte del disidente cubano Orlando Zapata, la mesa política del Frente Amplio (FA) de Uruguay, conglomerado que respalda al presidente de ese país, José Mujica, aprobó este lunes una declaración en la que apoya al país que preside Raúl Castro y exige el levantamiento del “bloqueo” internacional.

Para la fuerza política de gobierno “debe ser el propio pueblo cubano” quien resuelva sus problemas internos”, sin “presiones e intervenciones de intereses extranjeros”.

El dilema se disparó a nivel internacional, luego de la muerte de Zapata, quien se mantuvo 85 días en huelga de hambre en protesta al régimen que gobierna su país.

La oposición política de Uruguay instaló semanas atrás la polémica en el Parlamento e intentó aprobar una declaración en rechazo al gobierno de Cuba, por la muerte de Zapata, pero el Frente Amplio -con mayoría en las dos cámaras- se negó.

Fue por eso que la mesa política tuvo que dirimir.

La declaración indica que el FA “lamenta la pérdida de vidas humanas sea donde sea”, pero recuerda que “desde hace 50 años el pueblo y gobierno cubano padecen un antihumano bloqueo que viola diariamente sus derechos humanos”.

El órgano de conducción de la izquierda exhortó a la Unión Europea “y demás países que presionan para que Cuba sea condenada por este lamentable deceso”, a que “se busquen mecanismos y vías para su reintegro a la comunidad internacional”.