Cuestionamientos y pronunciamientos de respaldo ha recibido la expedición del reglamento del ministerio de Salud Pública (MSP) de Ecuador para regular el acceso y la disponibilidad de métodos anticonceptivos, el cual considera la distribución gratuita de píldoras anticonceptivas de emergencia en dependencias del Sistema Nacional de Salud que los pone a disposición de cualquier persona que los solicite, y sin presentar documentación.

Grupos que se identifican como provida aseguran que estos anticonceptivos orales de emergencia (AOE) o del día después son abortivos y dicen que su masiva distribución afectaría a menores de edad porque no están preparados para decidir sobre su uso. Mientras, otros sectores descartan que estos métodos corten o suspendan la fecundación y consideran a la normativa como un recurso de avanzada que favorecerá a la educación sexual.

La disposición del ministerio no determina edad para obtener los AOE e indica que se pueden otorgar a toda la población, especialmente a adolescentes, jóvenes, hombres y mujeres que lo requieran. La edad ni otras distinciones serán, en ningún caso, condicionamientos para brindar esta información. Ninguna persona requiere autorización de sus familiares o de su pareja para acceder a ellos.

El ministerio considera dos tipos de anticoncepción oral de emergencia: las píldoras específicas usadas para este fin, compuestas principalmente de levonorgestrel. El otro tipo de anticoncepción oral de emergencia es el método de Yuzpe, con mayores componentes.

“Los AOE interfieren o inhiben el proceso de ovulación, impiden que los espermatozoides y el óvulo se encuentren, debido a que generan una alteración del moco cervical; y, sobre todo no impiden la implantación del óvulo fecundado, no interrumpen un embarazo ya en curso, ni causan un aborto”, se anota en el reglamento.

José Páez, médico gineco-obstetra, expresa su desacuerdo con la entrega de esta píldora, la cual considera abortiva porque, indica, esta trunca la fecundación o gestación, la cual ocurre a pocos minutos u horas del acto sexual.

“El óvulo cuando está dentro de la trompa de Falopio es fecundado de minutos a horas... los médicos el día que recibimos nuestro título debemos decir solemnemente mantendré el respeto por la vida humana desde su concepción, no dice desde que el niño nazca o cuando tenga 10 años”, indica.

Refiere que la píldora sí puede dar un efecto anticonceptivo antes de que ocurra la ovulación. “Pero ¿qué sucede si se toma la píldora y luego al atardecer la mujer ovuló?, ya no podrá evitar la ovulación y un espermatozoide puede fecundar al óvulo”, argumenta.

Alejandra Vicuña, asambleísta de AP, dijo a Ecuavisa: “el Estado no puede ser ni ausente ni indiferente, debe adoptar una posición responsable desde esa perspectiva y no desde la lógica de dogmas y credos”.

El médico Teófilo Lama dispuso en el 2005 como ex ministro de Salud que este tipo de anticonceptivos se comercialice con receta médica. “Los tiempos han cambiado. Si en la Constitución y el decreto hecho por el ministerio de Salud dicen que pueden utilizarse estos anticonceptivos del día después de tipo oral, puede producir una acción inhibitoria de la ovulación y de la fecundación... La discusión es que si esta droga es abortiva o no. Muchos dicen que es inhibitoria a la acción de la ovulación o de la implantación del huevo en el endometrio. si es que solo hace que se inhiba la ovulación, que no se encuentre el espermatozoide con el óvulo y otros dicen que aumenta la densidad del moco cervical e impide que vaya a la búsqueda del óvulo”, dice.

Según el reglamento “la anticoncepción oral de emergencia es un método seguro para la salud de las mujeres. No existen condiciones médicas conocidas en las cuales no debe usarse los AOE y que la anticoncepción oral de emergencia se debe utilizar como máximo dentro de los cinco días después del coito sin protección, sin embargo, es fundamental entregarla a la brevedad posible para aumentar su efectividad, preferiblemente antes de los tres días de la relación sexual insegura”.

“Pueden producirse efectos secundarios en las usuarias de los AOE”, anota.

“El problema está en que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) quieren evitar abortos peligrosos, que menores deban ir a hacerse un aborto en las peores condiciones, de tener muertes maternas. El católico no lo acepta, pero el ciudadano del mundo, por ejemplo de Europa, EE.UU., Sudamérica aceptan el aborto y perciben el uso de estas drogas que son menos dañinas que llevar a un acto de tipo más material”, dice Lama.

Ante la disposición de ser distribuidos de manera gratuita, señala que sí es necesaria una historia clínica para la entrega de la medicación. “Siempre debe haber un control, si no lo hay estaríamos viviendo en un ambiente desordenado”.

Fernando Chávez, ginecólogo, manifiesta que un anticonceptivo debe ser bien usado antes de que se ovule. “Lo que pasa es que la usan mal y ahí comienza a tener esa ambigüedad de que si es o no es aceptable. Si se toma antes de ovular cumple su función de evitar que ovule y entonces no hay embarazo, y si no hay embarazo no hay un aborto”.

Desaprueba en que se los expenda gratis porque se induciría a que se tenga libremente una relación y disposición a la píldora para que no haya embarazo. “Desde el punto de vista religioso no debería de hacerse, jamás, si yo sé que es abortivo y lo uso como tal, soy yo el que la usa como abortiva. Hay que educar a la comunidad a que la use bien si la va a usar y ojalá que nunca la usen”.

Más datos: Escenarios

Fallo del TC
En junio del 2006, el Tribunal Constitucional (TC) aclaró que su resolución de mayo de ese año solo suspendió la inscripción y certificado de registro sanitario del producto Postinor-2/levonorgestrel 0,75 mg y de ningún otro anticonceptivo. Así, el TC se negó a extender la prohibición de dar esos registros a otras píldoras anticonceptivas.

En farmacias durante un recorrido, empleados de droguerías pidieron receta para vender anticonceptivos del día después. Una red de farmacias tiene como norma no vender píldoras del día después.

En Chile
El gobierno chileno emitió esta semana el reglamento que indica cómo se debe distribuir este anticonceptivo en los centros de salud, incluidos a los menores a partir de los 14 años de edad.

Textuales
Gina Godoy Andrade
Asambleísta de Alianza País
"Felicito al ministerio. La píldora no es abortiva. Si el óvulo es fecundado no logra efecto alguno”.

Cristina Franco Cortázar
Abogada grupo 14 millones
“Es abortiva y distribuir cualquier anticonceptivo a adolescentes atenta contra la educación ante el derecho de los padres”.

Rafael Correa Delgado
Presidente (30 de julio del 2008)
“-La actual- es una Constitución que defiende la vida... está garantizada la vida desde la concepción”.