Caracas. El ministro del Poder Popular para la Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, afirmó este domingo que el Ejército considera que el diálogo entre el gobierno y la oposición "es el camino" para solucionar la crisis política que afronta el país.

Durante una entrevista con el canal privado Televen, Padrino López afirmó que el proceso de diálogo, iniciado el 30 de octubre y estancado desde diciembre, "es el camino para resolver los conflictos", ya que, opinó, "no hay camino alterno" .

Afirmó el titular de la Defensa que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) es una institución "que le gusta el diálogo" , que se une a las asambleas populares para el intercambio de ideas, porque "creo que no hay camino alterno, opcional al diálogo" .

Al ser consultado por el periodista José Vicente Rangel sobre los presuntos llamados "subversivos" de la dirigencia opositora de derecha, Padrino López respondió que el Ejército "actúa en el marco de la Constitución" y sin parcialidad política.

En su opinión, "un llamado a la sublevación es un llamado indirecto a la insubordinación" del dignatario Nicolás Maduro, electo mediante el voto popular y cuya gestión presidencial culmina en 2018.

"Qué pasaría si la Fuerza Armada atiende a estos llamados facciosos? ¿A dónde iríamos? A una guerra civil, a un encuentro (confrontado) entre hermanos" , reflexionó el ministro venezolano.

Tras garantizar que "esos llamados no tienen ningún efecto" en la FANB, Vladimir Padrino López pidió a la fracción que solicita una rebelión militar "ser un poco serio en el tema de la política" .

"Tenemos 17 años rechazando estos actos violentos, llamados insurreccionales a la Fuerza Armada. Hago un llamado a que la Fuerza Armada la dejen donde está, cumpliendo su tarea" , enfatizó.

Agregó que "hay que dejar a la FANB como está" , ya que esta "es una institución bolivariana, revolucionaria, profundamente humanista, que cree en las Constitución y en la democracia. Seguimos el proyecto bolivariano, que está en el Plan de la Patria" .

En días pasados, el gobierno y la oposición recibieron una propuesta de acompañantes internacionales, entre ellos el Vaticano y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), para reactivar el diálogo.

Aunque la administración de Maduro la tomó con beneplácito, la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD, derecha) expresó su disconformidad con los términos, tras lo cual planteó un texto alternativo que presentará próximamente.