Tegucigalpa. Fuerzas de seguridad en Honduras se enfrentaron este sábado contra opositores que bloqueaban varios puntos carreteros del país, en protesta por los resultados de los comicios de noviembre y reclamando al reelecto presidente Juan Orlando Hernández fraude electoral.

Militares y policías lanzaban bombas lacrimógenas a partidarios de la Alianza de Oposición Contra la Dictadura que se manifestaban en algunos puntos de la capital del país centroamericano, Tegucigalpa, donde bloquearon con camiones, barricadas de piedras y llantas quemadas.

Los reclamos de la oposición se han mantenido después de dos meses de los comicios y de que finalmente autoridades declararan como ganador a Hernández, en medio de disturbios que dejaron cerca de 30 muertos y decenas heridos.

Algunos manifestantes que lanzaban piedras a las fuerzas de seguridad también hicieron un llamado para realizar un paro nacional en apoyo a su candidato, el popular presentador de televisión Salvador Nasralla.

Mientras la confrontación avanzaba, opositores que cubrían su rostro gritaban "fuera JOH (Juan Orlando Hernández), fuera el dictador".

Mientras la confrontación avanzaba, opositores que cubrían su rostro gritaban "fuera JOH (Juan Orlando Hernández), fuera el dictador", y avanzaban por las calles principales del país donde además bloquearon accesos con piedras y desechos de construcción.

Imágenes en redes sociales también mostraban incendios en avenidas principales, mientras opositores seguían avanzando y policías intentaban detenerlos.

Tras las protestas, el portavoz del ministerio de Seguridad, subcomisionado Jair Meza, dijo a medios locales que "las fuerzas de policía y militares están procediendo a desalojar a las personas que se han tomado las carreteras en varios sitios del país.