Gaza. Al menos 41 palestinos han muerto y más de 1.600 han resultado heridos este lunes a causa de los fuertes enfrentamiento entre cientos de manifestantes palestinos y soldados israelíes en el este de la Franja de Gaza, el mismo día en que Estados Unidos prepara la apertura de su embajada en Jerusalén.

El vocero del Ministerio de Salud en Gaza, Ashraf al-Qedra, dijo en un breve mensaje de texto enviado a los reporteros que 41 manifestantes palestinos murieron y 1.693 resultaron heridos, la mitad de éstos como resultado de municiones reales disparadas por soldados israelíes en el este de la Franja de Gaza.

Las protestas se intensificaron en el 70 aniversario de la fundación de Israel, en medio de llamados por los altavoces de las mezquitas en Gaza para que los palestinos se unan a la "Gran Marcha del Regreso". El humo negro de los neumáticos quemados por los manifestantes se elevaba hasta el cielo en la zona.

"Hoy es el gran día cuando cruzaremos la valla y le diremos a Israel y al mundo que no aceptaremos estar ocupados para siempre", dijo Ali, un profesor de ciencias de Gaza que prefirió no dar su apellido. "Puede que muchos sean martirizados hoy, demasiados, pero el mundo escuchará nuestro mensaje. La ocupación debe terminar", afirmó.

Funcionarios de salud dijeron que entre los fallecidos hay un chico de 14 años y un hombre en silla de ruedas, además de centenares de manifestantes heridos, al menos 200 de ellos con balazos.

Funcionarios de salud dijeron que entre los fallecidos hay un chico de 14 años y un hombre en silla de ruedas, además de centenares de manifestantes heridos, al menos 200 de ellos con balazos. El hombre en la silla de ruedas fue visto en las redes sociales usando una honda.

Las muertes generaron críticas internacionales, pero Estados Unidos, que irritó a los palestinos y a las potencias árabes al trasladar su embajada de Tel Aviv a Jerusalén, se hizo eco de las acusaciones de Israel de que Hamas, el movimiento gobernante en Gaza, está instigando la violencia, una acusación que niega.

Más tarde en el día, líderes israelíes y una delegación estadounidense que incluirá al secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y a la hija y el yerno del presidente Donald Trump, Ivanka Trump y Jared Kushner, tienen previsto acudir a la inauguración de la embajada.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que "hoy es un día emotivo para el pueblo de Israel y para el Estado de Israel", pero su homólogo palestino, Rami Hamdallah, indicó que el reconocimiento estadounidense de Jerusalén como capital de Israel en diciembre y el traslado de su embajada son "violaciones flagrantes de la ley internacional".

*Con información de Reuters y Xinhua.