Moscú. Rusia puso a sus fuerzas del extremo sur del país en alerta debido a las crecientes tensiones en la península de Corea, dijo el máximo comandante militar según citó la agencia de noticias Interfax este martes.

"Sin duda, hemos tomado medidas para incrementar la preparación para el combate de nuestras fuerzas", dijo el jefe del Estado Mayor ruso Nikolai Makarov, reportó la agencia, agregando que el Ejército "seguía monitoreando la situación".

Makarov habló un día después de que el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, dijera a su contraparte norcoreano, de visita en el país, que Moscú estaba "seriamente preocupado por el aumento de las tensiones militares y políticas en la península", según el ministerio.

Rusia comparte una corta frontera con Corea del Norte y ha expresado su malestar por sus pruebas nucleares y de misiles.

El lunes, Lavrov dijo al ministro Pak Ui-chun que el mortal ataque norcoreano sobre una isla surcoreana el mes pasado merecía una condena, pero también sugirió que los ejercicios militares conjuntos de Corea del Sur y Estados Unidos habían agravado la situación.

Lavrov además manifestó una "profunda preocupación" por las capacidades de enriquecimiento de uranio de Pyongyang, una segunda potencial alternativa para crear armas nucleares, además de su programa de plutonio.