Amán, Jordania. Las fuerzas de seguridad sirias dispararon balas reales a multitudes reunidas en al menos dos protestas en la ciudad central de Homs, dijo un activista en el lugar, mientras las manifestaciones a favor de la democracia emergían el viernes a lo largo del país.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos dijo que la ciudad costera de Banias, que fue atacada por el Ejército este mes, presenció la mayor manifestación desde que el levantamiento comenzó hace nueve semanas en el sur del país.

Miles de personas se unieron a las protestas en Banias, Qamishli, la capital Damasco y Homs, dijeron testigos y activistas, desafiando los soldados y el despliegue de fuerzas de seguridad para aplastar las protestas callejeras contra el Gobierno autocrático del presidente Bashir al-Assad.