Lima. La conservadora Keiko Fujimori amplió su ventaja sobre el nacionalista Ollanta Humala mientras faltan dos semanas para el balotaje por la presidencia en Perú, aunque el número de indecisos sigue alto, lo que anuncia un resultado impredecible, según sondeos difundidos este lunes.

Fujimori obtuvo un 53,7% de apoyo y Humala un 46,3% en un simulacro de votación realizado a nivel nacional por la encuestadora CPI.

La distancia entre ambos contendores aumentó a 7,4 puntos porcentuales frente a los 5,8 puntos porcentuales de ventaja que tenía Fujimori en un sondeo anterior de CPI, que tiene un margen de error de 1,85 puntos porcentuales.

Se mantiene tendencia. En otras dos encuestas difundidas la noche de este domingo, Fujimori -hija del ex presidente Alberto Fujimori, encarcelado por abusos a los derechos humanos- también lideró las preferencias para el balotaje del 5 de junio.

Pero el número de indecisos o que votarían en blanco, que ha bajado en las últimas semanas y ahora oscila en torno al 12% y 18%, sigue alto y podría inclinar la balanza.

En la lucha de votos para el balotaje, una importante plaza es la capital, Lima, que concentra una tercera parte del electorado y fue ganada por el economista partidario del libre mercado Pedro Pablo Kuczynski en la primera ronda. Y en la encuesta de la firma Datum, Fujimori también encabezó las preferencias con un 52,4%, mientras que Humala tenía un 47,6%.

"(Estoy) con confianza por el respaldo que el pueblo me está dando, sin embargo soy consciente que todavía hay un gran porcentaje de indecisos", dijo Fujimori a periodistas sobre las encuestas luego de un evento político en Lima.

Humala canceló un planeado recorrido por un mercado de Lima y tiene previsto iniciar en las próximas horas una gira por el norte del país, donde su goza de tiene más apoyo.

Promesas. Los candidatos luchan por seducir a los electores que no los apoyaron en la primera vuelta del 10 de abril, con promesas de ayudar a los más pobres y que no gozan de la actual bonanza económica, combatir la corrupción y respetar la democracia.

En esa línea, la estrategia de Humala -que incluye la moderación de su plan de gobierno y su discurso de izquierda-, parece no estar dando los resultados esperados, mientras que otro problema es la cercanía que algunos le ven con el presidente venezolano, Hugo Chávez.

El líder venezolano tiene un alto grado de desaprobación en Perú, un país que en los últimos años despegó económicamente con políticas más amistosas para el libre mercado, y su apoyo público a Humala en el 2006 es mencionado como un factor que le costó la presidencia en ese entonces al militar retirado.

Por su parte Fujimori ha tratado de sacudirse del pasado de su padre -de 72 años- y hasta ha jurado que en un eventual Gobierno suyo lo liberaría, como temen muchos peruanos.

Entre tanto, los mercados financieros operaban con cautela y caían levemente siguiendo las plazas externas, contrarrestada por los nuevos sondeos electorales.

Para el director de la encuestadora Ipsos Apoyo, Alfredo Torres, en el último mes ha habido una ligera tendencia a favor de la candidata Fujimori en los sondeos electorales, mientras que en el caso de Humala el apoyo es constante.

"Pero todavía nada está decidido, hay diferencias muy ajustadas, faltan dos semanas importantes de campana, el debate presidencial, los mensajes finales de los candidatos, todavía puede pasar de todo", dijo Torres.

Debate crucial. Fujimori y Humala se enfrentarán el domingo 29 de mayo en el único debate presidencial de la segunda ronda electoral, que será transmitido en vivo por la televisión.

Analistas afirman que la candidata tiene un mejor manejo de su imagen en la televisión, mientras que Humala ha recurrido a leer textos en las presentaciones de la primera ronda.

En la encuesta de Ipsos Apoyo, difundida la noche del domingo y con un margen de error de 2,2 puntos porcentuales, Fujimori obtuvo un 51,4% de los votos válidos, mientras que Humala logró el 48,6%.

Y en la encuesta de la firma Datum, Fujimori también encabezó las preferencias con un 52,4%, mientras que Humala tenía un 47,6%.

Aquí la diferencia entre ambos contendores fue de 4,8 puntos porcentuales, mayor que los 4,2 puntos de diferencia que a favor de Fujimori en el registro anterior de Datum.

En la lucha de votos para el balotaje, una importante plaza es la capital, Lima, que concentra una tercera parte del electorado y fue ganada por el economista partidario del libre mercado Pedro Pablo Kuczynski en la primera ronda.

Según CPI, Fujimori tiene un 60,9% de las preferencias electorales en Lima y Humala un 39,1%.

En el interior del país, el candidato nacionalista se impone con un 52,5% frente a la candidata que tiene un 47,5%, refirió la encuestadora CPI.