Seúl. Un funcionario de alto rango de Corea del Norte se dirige a Nueva York para discutir la realización de una cumbre entre su país y Estados Unidos, dijo este martes Donald Trump, en la última señal de que la esperada cita entre el mandatario estadounidense y el líder norcoreano podrá realizarse el próximo mes.

"Hemos reunido a un gran equipo para nuestras conversaciones con Corea del Norte. Se están llevando a cabo actualmente reuniones en relación con la cumbre y otros temas. Kim Young Chol, vicepresidente de Corea del Norte, se dirige ahora a Nueva York", dijo Trump en Twitter.

Kim Yong Chol, vicepresidente del Comité Central del gobernante Partido de los Trabajadores, tenía previsto viajar a Estados Unidos este miércoles después de hablar con funcionarios chinos en Pekín, informó la agencia de noticias surcoreana Yonhap citando una fuente no identificada.

Las conversaciones son una señal de que está avanzando la planificación de la cumbre, inicialmente programada para el 12 de junio, a pesar de que Trump canceló la cita la semana pasada a través de una carta al líder norcoreano, Kim Jong Un.

Un día después, Trump dijo que estaba reconsiderando su decisión, lo que llevó a que funcionarios de ambos países se reunieran para resolver los detalles.

Kim Yong Chol será el representante norcoreano de mayor rango que se reúne con altos funcionarios de Estados Unidos en ese país desde el mariscal Jo Myong Rok, quien se reunió con el entonces presidente Bill Clinton en la Casa Blanca en 2000.

Kim Yong Chol será el representante norcoreano de mayor rango que se reúne con altos funcionarios de Estados Unidos en ese país desde el mariscal Jo Myong Rok, quien se reunió con el entonces presidente Bill Clinton en la Casa Blanca en 2000.

Los analistas creen que Estados Unidos está tratando de determinar si Corea del Norte está dispuesta a dar suficientes pasos hacia la desnuclearización para permitir que la cumbre se realice.

En tanto, el jefe de facto del gabinete del líder norcoreano Kim, Kim Chang Son, viajó el lunes por la noche a Singapur vía Pekín, informó la emisora ​​pública japonesa NHK.

Al mismo tiempo, un equipo estadounidense de "avanzada" estuvo en Singapur para reunirse con los representantes norcoreanos.

En Singapur, un equipo de funcionarios estadounidenses se encontraba en un hotel en la isla turística de Sentosa, pero se negó a hacer comentarios.

Armas nucleares. Corea del Norte ha enfrentado años de aislamiento y sanciones económicas por sus programas nucleares y de misiles desde que realizó su primera prueba atómica en 2006. Pero el panorama ha cambiado rápidamente desde que Kim Jong Un hizo un discurso conciliatorio por Año Nuevo a fines de 2017, luego de meses de crecientes tensiones.

Los últimos intentos diplomáticos para concretar la cumbre comenzaron el sábado, cuando Kim y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, sostuvieron una sorpresiva reunión en la aldea fronteriza de Panmunjom, durante la cual acordaron que la cumbre entre Coorea del Norte y Estados Unidos debía celebrarse.

Este domingo, el Departamento de Estado de Estados Unidos dijo que funcionarios de su país y de Corea del Norte se habían reunido en Panmunjom. Sung Kim, exembajador de Estados Unidos en Corea del Sur y actual enviado en Filipinas, encabezó la delegación de Estados Unidos, dijo un funcionario a Reuters.