Sao Paulo. Al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, le gustaría que el gobierno de Brasil le ofrezca asilo político, confesó en una entrevista a Estado de Sao Paulo.

Expresó que "sería genial tener ese ofrecimiento", pues argumentó que "tal vez Brasil sería un buen lugar para instalar algunas de nuestras operaciones. Es un país grande y con la suficiente fuerza económica y militar para ser independiente de los EE.UU. A la vez, no es una nación como China o Rusia donde no hay tolerancia a la libertad de prensa".

Asimismo, descató el "coraje" de Luiz Inácio Lula da Silva cuando lo defendió tras ser arrestado bajo cargos de violencia sexual.

A juicio de Assange, el saliente jefe de Estado de Brasil "tuvo una posición corajuda en relación con la independencia del país" y meditó que Lula "ahora está en la situación de quien termina su mandato y puede decir con más libertad lo que verdaderamente piensa", dijo Infobae.

Sobre su sucesora, Dilma Rousseff dijo que “ella y su gobierno tendrán que tener cuidado en la relación con los EEUU" y si bien consideró que posiblemente sea más cauta al respecto, añadió que “tal vez sorprenda y demuestre tener suficiente coraje".

En cuanto a la situación de Latinoamérica en materia de libertad de prensa, opinó que “hay buenas leyes y protecciones constitucionales en varios países latinoamericanos. Pero la cuestión es que esas normas sean aplicadas en la práctica. La asociación entre estados y empresas habilita la censura en la práctica (...) La censura es un problema especial cuando ocurre de forma velada. Siempre que haya censura, debe ser denunciada".