Quito. Ecuador informó este martes que el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, solicitó asilo político y protección a su gobierno, argumentando que su país no le asegura las garantías mínimas.

El canciller Ricardo Patiño dijo en un comunicado que "el Ecuador se encuentra evaluando, analizando, el pedido del señor Julian Assange".

Australia declaró que "no defenderá aún mis garantías mínimas ante ningún gobierno", dijo Assange en su pedido de asilo leido a la prensa por Patiño.

El ministerio de Exteriores informó que Assange, de nacionalidad australiana, con residencia en el Reino Unido, se ha presentado en la sede diplomática del Ecuador en Londres, argumentando que ante una "lamentable declaración efectiva de abandono recibida por las autoridades de mi país, Australia, en la cual declaran que no defenderán ni aún mis garantías mínimas ante ningún gobierno y delegan en la Constitución de un país extranjero que aplica la pena de muerte por el delito de espionaje y traición".

Además, Assange indica que su país de origen ignora la obligación de proteger a su ciudadano, que es perseguido políticamente.

“Dichas declaraciones hacen imposible mi retorno a mi país de origen y me colocan en un estado de indefensión al ser solicitado para ser interrogado por el Reino de Suecia, lugar donde sus más altos funcionarios me han atacado abiertamente, e investigado por delitos políticos en los Estados Unidos de América, un país donde la pena de muerte por dichas ofensas aún está vigente”.

Según informó el canciller Patiño, el gobierno del Ecuador se encuentra analizando el pedido de Assange y cualquier decisión que adopte tendrá en cuenta el respeto a las normas y principios del derecho internacional, así como la tradicional política del Ecuador de precautelar los derechos humanos.

La cancillería ha comunicado oficialmente acerca de esta situación al Foreign and Commonwealth Office a través de la Embajada del Ecuador en el Reino Unido y de la representación diplomática británica en Quito.

Suecia pide juzgarlo. El Tribunal Supremo, máxima instancia judicial británica, rechazó el jueves 14 de junio una petición del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, para que reabra su caso a fin de evitar su extradición a Suecia, que le reclama por delitos sexuales.

La decisión del Supremo fue tomada después de que los abogados del periodista y "ex hacker" australiano, de 41 años, solicitasen hace unos días una revisión de su caso.

El pasado mayo, el Tribunal Supremo, máxima instancia judicial británica, dio luz verde a la extradición de Assange a Suecia, pero la aplicación de la sentencia se retrasó por la petición de su defensa.

El gobierno ecuatoriano invitó a Assange en el 2010 para exponer sobre los documentos clasificados de Estados Unidos que involucraban a América Latina, después de que se conocieran cables que denunciaban supuestos actos de corrupción en las fuerzas policiales del país sudamericano.

* Con información de Reuters y Andes de Ecuador.