Sidney. El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, dijo a su madre desde una prisión en Londres que sigue comprometido con la publicación de los cables secretos de Estados Unidos, a pesar de la condena de Washington y otros gobiernos, informó este martes la televisión australiana.

La cadena australiana Seven pidió a Christine Assange que hiciera una pregunta a su hijo de 39 años durante su visita a la prisión de Londres: ¿Valió la pena?

"Mis creencias no vacilan. Sigo fiel a los ideales que he expresado. Esta circunstancia no los remecerá", dijo Assange, según su madre, quien entregó a la cadena un comunicado escrito con la respuesta de su hijo.

"Este proceso ha aumentado mi determinación de que ellos son verdaderos y correctos", agregó.

WikiLeaks ha provocado la furia de Washington con su publicación de los cables secretos de Estados Unidos y ha prometido hacer públicos unos 250.000 documentos de las embajadas que ha conseguido.

Assange está bajo arresto en el Reino Unido por acusaciones de abuso sexual en Suecia.

Assange también criticó a las grandes compañías financieras que suspendieron los pagos a su sitio WikiLeaks.

"Nosotros sabemos que Visa, Mastercard, Paypal y otros son instrumentos de la política exterior de Estados Unidos. No es algo que supiésemos antes", afirmó.

"Pido al mundo que proteja mi trabajo y a mi gente de estos ataques ilegales e inmorales", añadió.

Activistas de internet lanzaron la "Operación Retribución" para vengar a WikiLeaks de aquellos que sienten han obstruido sus operaciones. Ellos deshabilitaron temporalmente la semana pasada los sitios en internet de las firmas de tarjetas de crédito Visa y MasterCard, al igual que el del gobierno sueco.

Christine Assange dijo a su hijo que existía apoyo en su favor en todo el mundo.

"Le dije cómo la gente de todo el mundo, de diferentes países, se estaban levantando con letreros y gritaban por su libertad y por la justicia, y eso lo animó", comentó. "Como madre, le pido al mundo que defienda a mi valiente hijo", agregó.

Abogados de Assange intentarán nuevamente el martes conseguir una fianza para el fundador de WikiLeaks. Assange fue acusado este año de mala conducta sexual con dos mujeres suecas voluntarias de WikiLeaks durante una estadía en Suecia. Assange niega las acusaciones.

Assange y sus abogados expresaron sus temores de que los fiscales estadounidenses puedan estar preparando una acusación en su contra por el cargo de espionaje después de que el sitio de WikiLeaks publicó documentos secretos de Estados Unidos.