Trípoli. El líder libio, Muammar Gaddafi, advirtió a las potencias occidentales que llevan adelante ataques aéreos en su país que han desatado una guerra entre cristianos y musulmanes que puede salirse de control.

Estados occidentales intervinieron en Libia después de que la ONU los autorizara a proteger a los civiles libios señalando que son objeto de ataques de las fuerzas leales a Gaddafi, pero Trípoli señala que la intervención militar es un acto de agresión injustificada.

"En caso de que continúen (con los ataques), el mundo va a entrar en una guerra de cruzados. Han comenzado algo peligroso que no puede ser controlado y que se les saldrá de control", señaló un texto de Gaddafi leído en la televisión estatal libia.

"Los líderes que han decidido lanzar una guerra de cruzados entre cristianos y musulmanes en todo el Mediterráneo y que (...) han matado (...) a un gran número de civiles en Libia, han enloquecido por el poder y quieren imponer la ley de la fuerza por encima de la fuerza de la ley", dijo Gaddafi.

El líder libio redobló las críticas a las potencias occidentales, señalando que buscan una involución en el mundo.

"Ellos también han destruido los intereses comunes de su gente y el pueblo libio y socavado la paz y aniquilado a y quieren volver a la Edad Media", dijo Gaddafi según lo citó la televisión.

Gaddafi dio discursos televisados regulares en los primeros días del conflicto, pero no ha sido visto en público desde hace varios días.

Funcionarios señalan que se ha visto obligado a cambiar su rutina tras un ataque aéreo que afectó el fuertemente vigilado complejo de Trípoli donde tiene su residencia principal.