Lima. Perú expresará a Estados Unidos su preocupación por la política de inmigración en el país norteamericano durante un encuentro presidencial, en momentos en que el tema inquieta a la región latinoamericana.

El canciller de Perú, José Antonio García Belaunde, dijo el lunes que el asunto y otros de carácter bilateral serán parte de la agenda de la reunión que sostendrán el 1 de junio los presidentes Barack Obama y Alan García, quien hará una visita oficial a Washington.

"Creo que es uno de los temas de la agenda definitivamente; el tema migratorio para cualquier país latinoamericano es un tema prioritario en su agenda con Estados Unidos", dijo García Belaunde, en una entrevista con la radioemisora local RPP.

El tema de la inmigración es sensible en la relación de Washington con Latinoamérica, la cual se encendió luego de que el estado de Arizona, fronterizo con México, aprobó una ley que exige a la policía investigar la calidad migratoria de cada uno de los que se sospeche residen allí ilegalmente.

Según imágenes de televisión, la semana pasada, una niña estadounidense de 7 años de origen peruano le preguntó a la primera dama Michelle Obama qué se podía hacer para evitar el temor de los indocumentados por ser eventualmente deportados, a raíz de una polémica ley migratoria en el estado de Arizona.

La actuación de la niña ha sido resaltada por la prensa estadounidense y peruana, que interpretaron que puso en aprietos a la esposa del presidente Barack Obama.

Tras la pregunta, la niña Daisy Cuevas le reveló a Michelle Obama -que realizaba una visita junto con su par mexicana Margarita Zavala a una escuela en Maryland- que su madre es una indocumentada, como los cerca de 11 millones de inmigrantes que viven en condición de ilegales en Estados Unidos.

Embajadora de inmigrantes. La mujer indocumentada es una peruana que viajó a Estados Unidos en el 2002 cuando estaba embarazada de Daisy, dejando además a su primera hija de 1 año, contó el lunes a Reuters la abuela de la niña, Natividad Huayta.

La abuela agregó que su nieta estuvo en Lima el 2009, traída por una amiga de la familia para visitar a su hermana.

"Ella (la madre de Daisy) tiene temor (a que la deporten). La extrañamos. Su hija sólo la ve por las fotos y sólo hablan por teléfono", dijo Huayta en conversación telefónica en Lima.

Más aún porque Estados Unidos es una nación de inmigrantes y el propio mandatario Obama es hijo de extranjeros que como otros fueron a buscar una mejor vida en el país norteamericano

Es una "embajadora no nombrada, pero eficaz", dijo el canciller García Belaunde, al comentar la actuación de la niña frente a la primera dama estadounidense.

La ley de Arizona ha sido calificada de discriminatoria y el presidente mexicano, Felipe Calderón, condenó la norma durante una visita a Estados Unidos la semana pasada; y reclamó además una reforma migratoria en ese país.

El presidente peruano García dijo este fin de semana que se sentía orgulloso de que una niña de origen peruano sea el símbolo de los inmigrantes hispanos en Estados Unidos.

"Naturalmente debo hacer llegar mi preocupación a Obama, pero entiendo que todos los países le están haciendo y que veremos una corrección a esas exageraciones en la que ha caído el estado de Arizona", afirmó García.

García también abordará con Obama otros temas como la lucha contra las drogas ilegales, que se ha incrementado en los últimos años en Perú por la alianza entre el narcotráfico y el grupo guerrillero Sendero Luminoso, dijo el canciller peruano.

Perú es el mayor productor de cocaína, después de Colombia, cuyo principal mercado consumidor es Estados Unidos.

"Realmente (hay que) revisar lo que estamos haciendo y ver qué podemos hacer mejor", afirmó el canciller García Belaunde.

Otro asunto en agenda entre García y Obama será el analizar el progreso de la implementación del Tratado de Libre Comercio (TLC), firmado recientemente entre Perú y Estados Unidos.