Cochabamba (Bolivia). El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, aseguró que el liderazgo, el movimiento social y el crecimiento económico son los tres pilares de la revolución que posibilitan que Bolivia exporte el pensamiento del proceso de cambio, instaurado en el país el 2006.

En su participación en el 11º Congreso Ordinario de la Federación Campesina de Mujeres del Trópico (Fecamtrop), García Linera destacó que Bolivia expuso en la Cumbre del G77 más China, realizada el pasado fin de semana en Santa Cruz, su política económica y gubernamental, además planteó el proyecto el Vivir Bien, en el marco del socialismo comunitario.

"Ahora no sólo exportamos gas y mineral sino que comenzamos a exportar ideas, pensamientos y a exportar el proceso revolucionario al mundo y eso ha surgido del campo, de las fábricas, de las minas, de la lucha, del sacrificio y del esfuerzo", manifestó.

En esa dirección, sostuvo que en Bolivia se implementaron tres pilares de las conquistas, que son: el liderazgo del presidente Evo Morales, el movimiento social y el crecimiento económico.

"Hoy Bolivia es el país que en América Latina crece más rápido en su economía, todavía somos pequeños frente a otros países grandes pero crecemos más rápido que ellos", dijo.

A su juicio, en caso de mantener esa estabilidad económica y el liderazgo político, Bolvia alcanzará en pocos años el crecimiento económico de los países de la región.

Dijo que ese crecimiento económico es posible por el liderazgo de Morales y por el Gobierno de los movimientos sociales.

"Esta Bolivia de Evo, de los movimientos sociales, de campesinos, de obreros, indígenas, jóvenes y trabajadores está corriendo, se ha puesto las pilas ya no somos como el más pequeño y abandonado país", resaltó.

Aseveró que Bolivia es un "ejemplo de modelo económico" debido al crecimiento exitoso y a la organización social que -a su juicio- es el pilar de las decisiones políticas en el país.

"Sin organización social no hay Estado y con organización social hay Estado revolucionario, nuestra fortaleza política y cultural es este Gobierno de organizaciones sociales de movimientos sociales", agregó.

Asimismo, apuntó que el liderazgo "indiscutible" nacional e internacional de Morales posibilita la articulación de los movimientos sociales para transformar la economía, política y la sociedad del país.

"Bolivia tiene entonces tres pilares de su despegue que son: el crecimiento económico con distribución de la riqueza, Gobierno de movimientos sociales y el liderazgo del Presidente. Esa es la fórmula matemática del éxito", enfatizó.