El director de la encuestadora GFK, Hernán Chaparro, explicó que el incremento de la preferencia electoral de Julio Guzmán, candidato de Todos por el Perú, se debe a una disminución de los votos en blanco y viciados.

En declaraciones a Radio Programas del Perú, consideró además que los resultados del último sondeo nacional refleja la "desilusión" de los electores frente a la democracia y los políticos.

“Lo que hay es una disminución bastante significativa de los votos blancos y viciados y del porcentaje de quienes no saben por quién votar, y eso coincide con el crecimiento de Julio Guzmán”, señaló.

El sondeo, realizado a nivel urbano y rural entre los días 22 y 26 de enero, indica que los votos blancos o viciados alcanzan solo el 9,5%.

Chaparro también destacó que el 56 % de los encuestados señala que “hay que votar por alguien nuevo” y solo 35 % se inclina a hacerlo por un candidato conocido y con experiencia, lo que, en su opinión, evidencia un descontento con la política.

Otro indicador de ese descontento, según dijo, es que más de la mitad de encuestados señale que votará en los comicios generales de abril solamente “para no pagar la multa” y no por la convicción de respaldar una propuesta específica.

“La gente desafecta termina votando por una ilusión”, señaló Chaparro. Esta fue encarnada en el proceso electoral anterior por Pedro Pablo Kuczynski, por ser un candidato nuevo. “Luego pasó a César Acuña (candidato de Alianza para el Progreso) y ahora a Guzmán”, indicó.

Anotó que el crecimiento de Julio Guzmán, que pasó de 1.9 en diciembre a 10.5 en enero, “es un crecimiento que todavía está muy en Lima y se ha dado muy fuerte en el segmento C”, integrado mayormente por personas de clase media residentes en áreas urbanas.

Situación inédita. Si bien el crecimiento de las preferencias por este último candidato “es fuerte”, Chaparro indicó la condición de liderazgo que Keiko Fujimori, aspirante presidencial de Fuerza Popular, es inédita en la historia electoral reciente.

“Ese desfase entre las persona que lidera las encuestas con las demás no se había visto en otro proceso político”, indicó.

Estimó que la referida excongresista ha administrado en forma inteligente "el capital de imagen que tiene”.“Ella muestra cierto balance entre la demanda por la novedad del electorado y la experiencia”.