Caracas. Tras el anuncio del presidente venezolano, Hugo Chávez, de que nombrará un representante en el directorio del principal canal de oposición de su país, Globovisión emitió un comunicado reafirmando la independencia de su línea editorial y aclarando algunos puntos sobre la forma en que se nombran los miembros del directorio.

El mensaje señala que la “única concesionaria del canal de televisión Globovisión es la empresa Corpomedios GV Inversiones, C.A.”.

Agrega que los accionistas de dicha concesionaria son 3 personas jurídicas, una de las cuales es Sindicato Ávila, cuyo único accionista es Nelson Mezerhane. Dicha empresa -intervenida por estar presuntamente relacionada al Banco Federal- posee 20% de las acciones de Corpomedios.

Globovisión especifica que según los estatutos de la empresa “los accionistas de forma individual NO tienen derecho a designar miembros de la Junta Directiva de Corpomedios”.

Añade que “los miembros de la Junta Directiva son designados por la Asamblea de Accionistas, con el voto de más de 55% del capital social”.

Si Sindicato Ávila, en su calidad de accionista de Corpomedios, quiere designar a nuevos representantes, éstos “tendrán en la Asamblea de Accionistas de Corpomedios, los mismos derechos que tienen los accionistas según los estatutos sociales de la empresa”.

El comunicado concluye que “más allá de las personas que puedan estar sentadas en su Junta Directiva, la línea editorial de Globovisión no tiene porcentaje de acciones. La línea editorial de Globovisión ni se expropia ni se interviene”.