Brasilia. El gobernador brasileño de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, propuso este los nombres del ex presidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002) y del senador Tasso Jereissati, como candidatos en una eventual elección indirecta a la presidencia.

     La declaración fue hecha después de la reunión realizada anoche en Sao Paulo entre Alckmin, del Partido Social Demócrata Brasileño (PSDB); Jereissati, presidente interino del PSDB; el alcalde de Sao Paulo, Joao Doria; y Cardoso.

     En los últimos días se ha especulado con distintas alternativas de cambio ante la crisis del gobierno del presidente brasileño, Michel Temer, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), después de que fue grabado al avalar supuestamente sobornos.

     En caso de renuncia o deposición de Temer, el sustituto para cumplir el mandato hasta el 31 de diciembre de 2018 surgiría de una elección indirecta, es decir, definida por el Congreso.

     Como Temer insiste en que no renunciará, la expectativa está puesta en el Tribunal Superior Electoral (TSE), que el 6 de junio próximo juzgará la denuncia por financiamiento ilegal contra la fórmula Dilma Rousseff-Michel Temer (presidencia y vicepresidencia) en las elecciones de 2014, que podría resultar en la casación del mandato.

     Alckmin reiteró que no es candidato en caso de elección indirecta, pero que pretende postular por el PSDB en las elecciones generales de 2018.

     "Quiero anticipar que en esta hipótesis yo no soy candidato a ninguna elección indirecta. Los dos grandes nombres del PSDB son el presidente Fernando Henrique y Tasso Jereissati", dijo.

     El gobernador paulista sostuvo también que el PSDB no debe decidir su salida del gobierno de Temer, sin antes tener garantías de que las reformas laboral y previsional van a continuar su trámite en el Congreso.

     "Tenemos la responsabilidad de ayudar al país a recuperar en empleo, no dejar que la economía sea perjudicada, ni las reformas", señaló.