México. El gobernador del estado mexicano de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, dijo el sábado que estableció acuerdos con los familiares de 43 estudiantes desaparecidos y con los maestros para brindar mayor apoyo en la lucha por sus demandas.

"Nos reunimos con algunos de los padres de familia representativos, no queremos desde el Gobierno generar presión alguna", indicó Ortega al término de la entrega de 384 viviendas por parte del Gobierno federal a los afectados por los huracanes Ingrid y Manuel en 2013.

Ortega no precisó los acuerdos a que llegó con los familiares ni con los maestros, pero aseguró que estos "han sido fructíferos, sin protagonismos y con la secrecía y la discreción que los propios autores nos han solicitado".

Añadió que en esos encuentros, su Gobierno se comprometió con los padres para acompañarlos y "ser gestores suyos y solidarios con todo el drama y dolor que están viviendo" y señaló que ha acompañado a los padres de manera sincera y solidaria.

Asimismo, Ortega indico que también colaborará para verificar que toda información oficial "sea veraz" con el fin de recobrar la confianza y la credibilidad en las instituciones.

Las protestas por la desaparición de 43 estudiantes en los hechos violentos del 26 de septiembre en el municipio de Iguala cumplieron ocho semanas y se han incrementado, incluso con hechos violentos, debido a que las autoridades mexicanas no han logrado esclarecer los hechos, ni han precisado el paradero de los jóvenes.

Ortega dijo que también conversó con los estudiantes de la escuela magisterial de Ayotzinapa para ofrecer un proyecto académico de maestría y doctorado para los egresados, aunque recordó que la prioridad por ahora es encontrar con vida a los 43 estudiantes desaparecidos.

El gobernador, que sustituyó a Ángel Aguirre Rivero, afirmo que la declaración de algunos padres de familia de comenzar a buscar por su cuenta a los desaparecidos con el apoyo de los policías comunitarios, debe ser un esfuerzo para colaborar con las investigaciones de la fiscalía federal.

El Gobierno de Guerrero, dijo, mantendrá la vía del diálogo con todas las fuerzas presentes en este estado para avanzar en las soluciones a todos los conflictos y recordó que en su toma de posesión afirmó que "no criminalizaría las protestas, ni los movimientos sociales".

Indicó que esta propuesta incluye a los grupos que "están en la insurgencia armada como el ERPI (Ejercito Revolucionario del Pueblo Insurgente) y el EPR (Ejército Popular Revolucionario).

"Mi propuesta es la de construir la paz democrática, no la paz de los sepulcros, que garantice también una gobernabilidad democrática" señaló.