San Juan. El gobernador de Puerto Rico, Luis Fortuño, propuso que los habitantes de la isla decidan el 2012 mediante una votación si quieren continuar como un territorio estadounidense.

Los partidos políticos de la isla caribeña consideran alternativamente al plebiscito como un paso hacia la mejora de su futuro económico, la oportunidad de deshacerse de los vestigios de su pasado colonial o una maniobra de Fortuño para ganar un segundo mandato.

Según la legislación que el partido de Fortuño presentó el miércoles, se consultaría a los votantes el 12 de agosto del 2012 si quieren cambiar el estatus político de Puerto Rico.

Si la mayoría vota "sí", en una segunda instancia se pediría que elijan entre tres opciones no territoriales: condición de Estado de Estados Unidos, independencia o asociación soberana libre.

Ese paso se realizaría en una votación el 6 de noviembre del 2012, en la que Fortuño busca un segundo mandato de cuatro años.

Los puertorriqueños con ciudadanos estadounidenses que pagan Seguridad Social, reciben beneficios de bienestar social federal y sirven en las fuerzas armadas, pero no pueden votar en elecciones presidenciales y no pagan impuestos a los ingresos.

Si una mayoría vota "no" en agosto, no se tomarían más pasos.

Cualquier cambio en el estatus de Puerto Rico tendría que ser aprobado por el Congreso de Estados Unidos.

"El estatus de la isla es un asunto que afecta todos los aspectos de tu vida diaria, tus oportunidades de empleo, la salud de tu familia, la educación de nuestros hijos, las ayudas para los pobres, la seguridad de todos, nuestros derechos como ciudadanos", dijo Fortuño en un discurso televisado.

Fortuño es republicano y presidente del Partido Nuevo Progresista (PNP) de Puerto Rico, y se inclina por un estatus de estado del país norteamericano para la isla de casi 4 millones de habitantes.

"La razón principal por la cual nuestro estatus actual hay que cambiarlo es porque como estamos no tenemos las herramientas, los poderes que nos hacen falta para progresar. En eso estamos todos de acuerdo", dijo el gobernador.

Se espera que el proyecto de ley para autorizar el plebiscito logre su aprobación en la asamblea legislativa, donde el partido del gobernador es mayoría.

Interpretaciones. Juan Dalmau, secretario general del Partido Independencia Puertorriqueña, dijo en una entrevista radial que Puerto Rico debe luchar contra la delincuencia y mejorar su economía, problemas de los que culpó "al cáncer del colonialismo".

Pero simpatizantes del Partido Popular Democrático, que favorece mantener el estatus de Puerto Rico como comunidad de Estados Unidos, la calificó como una "cortina de humo" destinada a ocultar el historial delictivo de Fortuño y la situación económica.

Puerto Rico fue una colonia española durante unos 400 años, hasta que España la cedió a Estados Unidos al final de la guerra hispano-estadounidense en 1898.

Los puertorriqueños con ciudadanos estadounidenses que pagan Seguridad Social, reciben beneficios de bienestar social federal y sirven en las fuerzas armadas, pero no pueden votar en elecciones presidenciales y no pagan impuestos a los ingresos.