Montevideo. A casi una semana del levantamiento del corte que los asambleístas de Gualeguaychú mantenían en la localidad de Arroyo Verde, en la vía que une a Argentina con Uruguay, el gobierno de Cristina Fernández analiza “seriamente” dar marcha atrás en la demanda que interpuso contra los piqueteros.

Hasta el momento la Justicia entrerriana no respondió el pedido del Estado argentino para convertirse en querellante, y sigue sin definirse. Por otra parte el encargado de materializar la demanda penal y civil, el procurador general del Tesoro de la Nación, Joaquín Da Rocha, no sumó nuevas pruebas a las ya presentadas los primeros días de junio.

Fuentes del oficialismo K confiaron al diario El Observador que desde el jueves pasado, tras la votación que decidió poner fin a la medida, el gobierno no hizo más reclamos para que el juez Pimentel le acepte el pedido para ser parte querellante en la causa en la que la Casa Rosada denunció civil y penalmente a 10 asambleístas.

En tanto, el nuevo ministro de RR.EE. argentino, Héctor Timerman, visitará Montevideo el próximo martes, informó Observa citando a AFP.