Buenos Aires. El gobierno de Argentina cuestionó este viernes la labor del Poder Judicial luego de que el presidente de la Corte Suprema argentina, Ricardo Lorenzetti, refutara las políticas oficiales en asuntos de seguridad.

"¿Por qué no existe correlato entre mayor presupuesto de la historia judicial y eficiencia?", se preguntó este viernes el jefe de gabinete, Jorge Capitanich, en su rueda de prensa diaria.

Este jueves, el presidente de la Corte había afirmado en una conferencia ante jueces que "no hay nadie en el país que no hable de inseguridad" y reclamó "políticas concretas y coordinadas para mejorar el nivel de seguridad de nuestra población".

En respuesta, Capitanich afirmó que "no existe eficiencia en la gestión" del Poder Judicial y sostuvo que la Justicia tiene el mayor presupuesto de los últimos treinta años.

Además, cuestionó a los magistrados por estar excluidos del pago del impuesto a la renta y "gozan del privilegio de no publicar sus declaraciones juradas".

El presidente de la Corte había dicho este jueves que la igualdad de los ciudadanos debe basarse en derechos "y no en subsidios" otorgados por el Estado, ayudas económicas que a su juicio solo deben otorgarse en "situaciones de emergencia".

"El discurso (de Lorenzetti) demuestra una perspectiva más amplia que la de ser el titular de la Corte Suprema. Ha tenido consideraciones políticas", señaló hoy el jefe de Gabinete argentino.