El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, desestimó este lunes las denuncias del precandidato a gobernador por Salta Juan Carlos Romero sobre un presunto fraude en las elecciones primarias realizadas ayer en esa provincia, en las que fue aventajado por casi 14 puntos por la fórmula oficialista encabezada por el gobernador Juan Manuel Urtubey.

“Sí, está bien, ¿escuchó alguna vez (a Romero) decir otra cosa que no fuera eso? Es un tema que no nos preocupa”, sostuvo Fernández en su habitual conferencia de prensa matutina al arribar a la Casa de Gobierno, al ser consultado sobre las declaraciones de Romero.

Dijo que no lo “sorprendió” la diferencia de la fórmula Urtubey-Miguel Isa sobre la de Romero-Alberto Olmedo, y confió que el gobernador salteño le había comentado “hace más de un mes y pico que nosotros tenemos que estar ganando entre 12 y 15 puntos, y así fue”.

“Tengo una amistad personal con Urtubey y yo le había preguntado, ante comentarios agoreros de falsos analistas, cómo veía él estos comicios, así que lo tenía muy en claro”, señaló.

Para el jefe de Gabinete, la fórmula Urtubey-Miguel Isa “es la más segura que los salteños entienden para garantizar los derechos que se le reconocieron y se le respetaron” y se manifestó “altamente optimista” sobre el Frente Justicialista Renovador para la Provincia que encabeza Urtubey de cara a las elecciones del 17 de mayo tanto en la provincia como en la capital local.

“Yo lo veo como un hecho más que auspicioso, porque es el resultado de una nueva forma de hacer política en una provincia de características conservadoras, que venía teniendo una expresión determinada, y que la llegada de Urtubey a la gobernación le valió el esfuerzo y el trabajo distinto de lo que había”, sostuvo Fernández.