Buenos Aires, EFE. El gobierno argentino se mantiene este martes en silencio sobre el resultado del referendo celebrado en las Malvinas, en el que los isleños dieron un apoyo masivo a que el archipiélago continúe bajo jurisdicción del Reino Unido.

Según los datos divulgados por la mesa electoral, 1.518 personas votaron en esta consulta, de las cuales el 99,8% lo hizo a favor del "si" y un 0,2% optó por el "no".

El gobierno de las Malvinas convocó este plebiscito en respuesta a la reclamación territorial de Argentina, que presiona al Reino Unido para que inicie un proceso de negociación para resolver la disputa territorial de las islas del Atlántico sur.

La participación de los habitantes de las Malvinas (Falklands para los británicos) fue del 92%, una cifra esperada dada la gran expectación que esta consulta había generado entre esta pequeña comunidad.

El gobierno argentino indicó en reiteradas ocasiones que no aceptará el resultado del plebiscito, que considera ilegal.

Argentina, que reclama las islas desde 1833, se niega a incluir a los malvinenses como una tercera parte de la disputa y busca negociar sólo con el Gobierno británico.