Buenos Aires. La presidente argentina, Cristina Fernández, firmó el decreto que reglamenta la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que profundiza el control oficial sobre los medios de comunicación privados.

La actual administración reglamentó la legislación sin considerar que aún hay pasos procesales que se están llevando adelante en la Cámara de Apelaciones de Salta y de San Juan que impiden su aplicación, señaló El Clarín.

Asimismo, hay varios artículos de la ley que no se pueden aplicar por medidas cautelares dictadas en otras causas judiciales.

El titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), Gabriel Mariotto, dijo que la reglamentación “permite la aplicación de la totalidad de los artículos” de la ley.

Explicó que en este contexto, los grupos que tengan más licencias que las permitidas o no se adapten al régimen de multiplicidad de licencias, tendrán “un año para proponer qué medios siguen explotando y cuáles van a transferir”.

Tal será el caso del Grupo Clarín, que, según Mariotto, “tiene más licencias que las permitidas” por lo que deberá “ajustarse a derecho”.

De acuerdo al decreto publicado en el Boletín Oficial si un grupo de medios no se adapta a la nueva ley en forma voluntaria y en los plazos previstos, la Autoridad de Aplicación “dispondrá la transferencia de las licencias a los efectos” de su adecuación.