Pasar al contenido principal
Gobierno argentino sufre duro golpe en comicios de provincia clave
Lunes, Julio 25, 2011 - 17:57

La caída del peronismo en Santa Fe, podría repetirse la próxima semana en la segunda vuelta de la elección para alcalde de la ciudad de Buenos Aires, y luego en el distrito de Córdoba.

Buenos Aires. El candidato apoyado por la presidenta argentina Cristina Fernández sufrió una severa derrota en las elecciones de este domingo en la central provincia de Santa Fe, donde el partido en el poder lograría mantener el control de la gobernación, según un avanzado conteo parcial.

La caída del oficialismo peronista en la rica provincia de Santa Fe -que concentra el 8% del electorado nacional y la mayor parte del comercio de granos de Argentina- podría repetirse la próxima semana en la segunda vuelta de la elección para alcalde de la ciudad de Buenos Aires y luego en el central distrito de Córdoba.

Los analistas indican que la derrota en Santa Fe y las esperadas caídas en Buenos Aires y en Córdoba no dañarían las posibilidades de Fernández de ganar la elección presidencial del 23 de octubre, ya que el peronismo gobernante tendría una ventaja decisiva en la populosa provincia de Buenos Aires, donde vota casi un 40% de los argentinos.

De acuerdo con un escrutinio del 75% del padrón, Antonio Bonfatti, candidato del Partido Socialista en Santa Fe, conseguía la victoria con el 37,5% de los votos, por lo que la agrupación de centroizquierda mantendría el control del Gobierno provincial.

Bonfatti es seguido de cerca por Miguel Del Sel, un humorista recién llegado a la política que sumaba un 36,3 %.

Agustín Rossi, el candidato de Cristina Fernández y actual jefe de bloque de diputados peronistas en el Congreso, obtenía un lejano tercer puesto en la estratégica provincia, donde se ubica el puerto de Rosario, en el que se asienta uno de los polo agroexportadores más importantes del mundo.

Santa Fe es la tercera mayor provincia argentina en términos de producto bruto, detrás de las también centrales Buenos Aires y Córdoba.

Autores

Reuters