La ministra de Comunicación, Amanda Dávila, aclaró que el presidente boliviano sólo padece una gripe que no le impidió trabajar este martes en el palacio de gobierno. Salió así al cruce de "tergiversaciones" que se hicieron a partir de un anuncio del vicepresidente Alvaro García Linera.

Dávila explicó que García Linera había dicho que Morales padecía una "infección respiratoria", lo que dio lugar a que algunos medios "tergiversaran" esa definición.

"Es una infección respiratoria, pero en términos comunes es una gripe lo que ha tenido el Presidente", remarcó la funcionaria en una entrevista con la radio estatal Patria Nueva, recogida por la agencia noticiosa ABI.

"Estos cambios de temperatura lo han afectado como suele suceder con todo el mundo, pero el Presidente está hoy (por ayer) aquí en el Palacio trabajando normalmente", complementó.

La ministra de Comunicación informó que el pasado lunes el jefe de Estado guardó reposo por recomendación médica, "por una afección en la garganta".

"Los médicos le dijeron que el mejor remedio es guardar un día de cama, eso es lo que hizo el presidente", explicó.