La Paz. El gobierno de Evo Morales anunció este domingo que apelará a la Corte Internacional de Justicia contra el acuerdo de la XVI Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) respecto al cambio climático, que se desarrolló recientemente en Cancún.

"Vamos a presentar una demanda en la Corte Internacional de Justicia y serán los pueblos y la ciencia los que juzguen el impacto que va a tener este documento para calentar mucho más el planeta", señaló el embajador boliviano en la ONU, Pablo Solón.

Según el diplomático, este acuerdo constituye un atentado contra la convención marco del cambio climático y un triunfo que fue impuesto sin consenso, según informó Prensa Latina.

"Bolivia no está dispuesta a asumir esa responsabilidad, sino todo lo contrario, es responsable con los compromisos de la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y la Defensa de la Tierra que se realizó en Tiquipaya en abril pasado", señaló.

El acuerdo de Cancún, aprobado por mayoría de votos, da vía libre al aumento de la temperatura del planeta hasta los cuatro grados centígrados o más, contra lo cual se pronunció la representación boliviana.