El anuncio lo hizo ayer el ministro de Obras Públicas, Wálter Delgadillo, cuando en conferencia de prensa señaló: "El decreto hay que trabajarlo pero en general se va a cumplir esta solicitud de la Confederación de transportistas y de algunos municipios, (la norma se emitirá) la próxima semana".

Al explicar el contenido de la normativa, detalló que: “estamos viabilizando lo que dice la ley y lo vamos a ratificar con el decreto”.

La emisión de esa normativa fue la demanda expuesta ayer por la máxima dirigencia de la Confederación Nacional de Choferes de Bolivia, ante el presidente Evo Morales, en un encuentro en el Palacio de Gobierno.

Al salir del encuentro el secretario ejecutivo de los choferes, Fránklin Durán, informó que las autoridades nacionales se comprometieron a analizar el pedido y a responder en un próximo encuentro, el martes. Pero por la noche, Delgadillo anunció que el gobierno está de acuerdo con emitir dicha resolución.

Durán, al conocer la determinación del Ejecutivo, ratificó que será el ampliado nacional postergado para el miércoles, después del encuentro con el gobierno previsto para mañana, el que definirá una posición respecto a la normativa.

Sin embargo, precisó que las medidas de presión nacionales, como una huelga general indefinida, fueron congeladas con un cuarto intermedio hasta el ampliado nacional de media semana. Aunque explicó que las organizaciones regionales de choferes podrán asumir medidas sectoriales.

Demandas sectoriales y desmarque. Los choferes demandan una elevación de tarifas del transporte con base en el estudio de la Autoridad de Transporte y Telecomunicaciones (ATT), que establece un aumento de pasajes entre un 22 y 24%.

El gobierno deslindó responsabilidades con el argumento de que esta definición debe ser asumida por las municipalidades como establece la nueva Constitución Política del Estado (CPE) y la Ley de Autonomías. Ambas determinan que son las alcaldías y prefecturas las que deben fijar los precios de los pasajes con base en parámetros definidos por la autoridad nacional.

En la conferencia de prensa de este domingo en la noche, Delgadillo adelantó que "se ha hecho una consulta legal sobre esta cuestión (el decreto) y se considera desde el Ejecutivo de que es pertinente, así que desde la próxima semana la realizaremos". Explicó que la norma tendrán el carácter de transitorio hasta que se elabore la Ley de Transporte.

Las alcaldías de Santa Cruz y de Cochabamba, mientras se dilucidan las competencias, asumieron la tarea de fijar nuevas tarifas. La de Santa Cruz autorizó la elevación de 0,30 centavos y la de Cochabamba, de 0,20 centavos. En ambos casos, los incrementos son provisionales, hasta que se realicen estudios de costos del servicio.

En El Alto, se formó una comisión para analizar los precios de los insumos. En La Paz, no hay encuentros entre autoridades y choferes.

El secretario ejecutivo de la Federación Sindical de Choferes de Chuquisaca, Jhonny Pérez, anunció que la huelga general indefinida en ese departamento, inicialmente programada para hoy, fue suspendida hasta el ampliado nacional del miércoles, cuando se debe analizar la respuesta del Gobierno respecto al pedido de promulgación de un decreto supremo que delimite competencias ediles.

Santa Cruz suspendió una huelga indefinida la semana pasada, luego de nueve días de paro, después de un encuentro con los munícipes donde lograron subir sus tarifas en 0,30 centavos. Cochabamba también frenó su medida de presión, el viernes, después de una jornada violenta en la que fueron detenidos 230 choferes y la federación se comprometió a resarcir los daños ocasionados.