Bolivia. El Gobierno anuló la subasta pública de aeronaves y embarcaciones fluviales incautadas al narcotráfico y determinó su entrega directa a las Fuerzas Armadas. La decisión está amparada en un decreto que modifica parte del artículo 35 del Reglamento de Administración de Bienes Incautados, Decomisados y Confiscados.

El Decreto Supremo 1846 del 24 de diciembre de 2013 establece que la institución armada será la responsable de bienes como avionetas, helicópteros y embarcaciones. Antes de la vigencia de esa norma, únicamente pasaban a tuición castrense bienes de este tipo que no lograron ser vendidos en una subasta pública.

El parágrafo I del artículo 35 modificado establece ahora que “Los aviones, avionetas, helicópteros y material de vuelo, así como las embarcaciones fluviales, lacustres y material de navegación incautados, serán entregados en calidad de depósito gratuito a las Fuerzas Armadas del Estado Plurinacional de Bolivia, bajo su responsabilidad”.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), coronel Mario Centellas, informó el 16 de diciembre que los diferentes operativos provocaron un daño al narcotráfico de US$36,9 millones por el secuestro de US$2,3 millones en efectivo, siete avionetas, 766 vehículos y 95 bienes inmuebles.