La Paz. El ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, informó este jueves que se investiga la posible operación encubierta de la estadounidense DEA en Bolivia y añadió que el gobierno busca concretar un pacto antidrogas con Perú y Brasil. También anunció equipamiento para la lucha antinarcóticos.

Hizo esas declaraciones un día después que la jefa de esa agencia antidrogas, Michelle Leonhart, revelara que la DEA vigila a Bolivia desde afuera a través de informantes y cuando en el país se debate sobre la situación del narcotráfico, tras la captura de jefes policiales vinculados a este negocio ilícito.

“Tenemos una posición absolutamente clara, una política del Estado Plurinacional, que es la defensa de la soberanía, la defensa de la dignidad, en términos de no permitir ni autorizar el retorno de la DEA a nuestro país. Ya el vicepresidente (Álvaro García) ha hablado sobre esta posibilidad de que estarían algunos agentes de la CIA y de la DEA trabajando en territorio boliviano”, señaló Llorenti.

Dijo que, de verificarse esa sospecha, “sería una franca violación a las normas de derecho internacional” y agregó que “estamos conduciendo una investigación sobre este tema”.

Respecto a la revelación sobre los informantes y la labor de la DEA en la captura por narcotráfico del general (r) de la Policía, René Sanabria, dijo que la pregunta clave es dónde está Édner Vaca Díez, ya que esa persona habría sido acompañante de Sanabria y Marcelo Juan Foronda. “Teniendo información concluyente de que (Vaca Díez) es parte de esa red de narcotráfico, nos preguntamos si es uno de los informantes de la DEA”, afirmó.

Sostuvo que tomó contacto con el ministro del Interior de Chile, Rodrigo Hinzpeter, para intercambiar información y agregó que parte de ella se usa para continuar realizando operativos sobre este incidente. Confirmó que se coordina con el Ministerio Público para conformar una comisión de fiscales y policías que viaje a EE.UU. y Chile para obtener datos de este caso. No obstante, según un reporte de ABI, la fiscal de Distrito de La Paz, Betty Yañíquez, dijo que no se recibió ninguna solicitud para crear esa comisión.

Acuerdo. Por otro lado, Llorenti señaló que Bolivia ha previsto para este año la adquisición de scaners para controlar la salida de drogas del país y anunció la intención de lograr un acuerdo tripartito con Brasil y Perú.

“Estamos intensificando el número de operativos. Estamos secuestrando más droga que en el pasado y como resultado de la información que tenemos, casi el 50% (49,66%) de la droga secuestrada en Bolivia tiene origen peruano”, dijo la autoridad.

Reveló que por ello se comunicó con el ministro del Interior del Perú, Miguel Hidalgo Medina, para plantear junto a Brasil una reunión trilateral para combatir el narcotráfico.

Dijo además que el 28 de marzo arribará al país el ministro de Justicia de Brasil, José Eduardo Cardozo, para sostener una reunión con autoridades del Gobierno, en la que, entre otros temas, se abordará la cooperación de ambos país en materia de lucha contra el narcotráfico.

"Uno de los resultados de esa reunión, además de lo que ya se ha anunciado en términos de cooperación y fortalecimiento de nuestros lazos bilaterales, es que podamos a la brevedad posible llevar una reunión trilateral, que incluya a Perú; se la programará para después", dijo y anunció más operativos.

Acciones contra los malos policías. Llorenti dijo que la Ley de Régimen Disciplinario de la Policía permitirá usar agentes encubiertos y ayudará a “limpiar” la institución. Sobre la detención de policías implicados con drogas, dijo que eso fortalece a la institución.

Plantean un combate con base en alianzas. Miembros del oficialismo y de la oposición en el Legislativo coincidieron este jueves en que la lucha contra el narcotráfico debe ser ejecutada de manera conjunta con gobiernos vecinos.

El presidente de la Comisión de Seguridad del Estado, Fuerzas Armadas y Policía Boliviana del Senado, Adolfo Mendoza (MAS), sugirió que la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) tome políticas en conjunto para evitar el narcotráfico en la región.

“Es necesario verificar la posibilidad de acciones conjuntas a nivel de Unasur en la lucha contra el narcotráfico. Se hizo en el Pacto Andino un plan respecto a la lucha contra la corrupción. Además, hay que reactivar mecanismos internos que tenemos para enfrentar desde nuestros países el narcotráfico”, sugirió el asambleísta Adolfo Mendoza.

En esa misma línea, el diputado de Unidad Nacional (UN) Jaime Navarro planteó la conformación de comisiones internacionales para la lucha contra el tráfico de cocaína. “Debe ejecutarse mecanismos de coordinación con países vecinos, como Chile, Brasil, Perú e incluso con Estados Unidos”, manifestó.