La Paz. El gobierno consolidó este martes un acuerdo con mineros sindicalizados y cooperativistas del distrito minero de Colquiri, que pacificará esa población después de duros enfrentamientos entre esos dos sectores, y que garantizará las operaciones estales y privadas en ese yacimiento, ubicado al sur del departamento de La Paz.

"El esfuerzo, la tolerancia y la amplitud de parte de ambos sectores finalmente nos ha permitido arribar a un acuerdo que va a permitir la nacionalización del yacimiento minero de Colquiri, respetando el trabajo de nuestros compañeros mineros asalariados y respetando también la existencia y la actividad de nuestros compañeros cooperativistas en el marco de la Constitución Política del Estado", destacó el ministro de Gobierno, Carlos Romero, en una conferencia de prensa.

Después de más de 13 horas de intensa negociación, Romero, su colega de Minería, Mario Virreira, y los representantes de la Central Obrera Boliviana (COB), de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (Fstmb) y de la Federación Nacional de Cooperativas Mineras (Fencomin), suscribieron el convenio, después del medio día de este martes.

"Hemos tenido momentos tensos, a veces debates en tono elevado, pero finalmente, asumiendo que teníamos una gran responsabilidad en nuestras manos, (suscribimos este acuerdo) para devolver certidumbre, armonía, convivencia pacífica a la población de Colquiri", agregó Romero.

La riqueza de ese yacimiento de estaño, zinc y plata originó la pasada semana enfrentamientos entre los mineros asalariados de la empresa minera Sinchi Wayra, subsidiaria de la suiza Glencore, y los afiliados a la Cooperativa 26 de Febrero, que dejó un saldo de 18 heridos y forzó a reforzar el contingente policial y desplazar militares con fines de control y seguridad.

El secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Trujillo, y el presidente de Fencomin, Albino García, comprometieron la desmovilización de sus bases, para  terminar con los enfrentamientos y avasallamientos de vetas en Colquiri.

"Creemos que aquí ha ganado la unidad de los compañeros de nuestro distrito de Colquiri para poder poner ya fin a un conflicto que se iba agudizando. No hay necesidad de enfrentarnos entre  trabajadores de clase", subrayó Trujillo.

En esa misma dirección se pronunció el presidente de Fencomin, quien dijo que "no han habido perdedores ni ganadores, porque independientemente de conseguir áreas sólidas, también se han  renunciado a otras áreas".

El conflicto en Colquiri derivó en la reversión del área arrendada a Sinchi Wayra, que ahora será administrada por la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) y, por su parte, la Cooperativa 26 de Febrero recibirá una nueva veta (El Rosario), a cambio de devolver al Estado los sectores que les fueron concesionados, pero que no se están explotando.

Los puntos del acuerdo suscrito entre las autoridades nacionales y los sectores mineros son los siguientes:

Primero. Se ratifica la demanda consensuada de recuperar las áreas mineras otorgadas en contrato de arrendamiento a la Compañía Minera Colquiri S.A. para beneficio de la población boliviana en su conjunto y de Colquiri en particular. Un Decreto Supremo definirá los términos del dominio que ejercerá Comibol sobre dichas áreas.

Segundo. La veta Rosario en forma vertical en poder de la Cooperativa Minera 26 de Febrero Ltda., para explotación de manera integral con base a un proyecto minero. En consecuencia la Cooperativa Minera 26 de Febrero Ltda. Restituye a favor de la Comibol las vetas: Veta Doble Ancho, Veta Blanca Norte, Veta de Alto Colquiri, Veta Armas y otras vetas que no esté trabajando la Cooperativa, para que la empresa estatal autárquica desarrolle trabajos mineros, garantizando la estabilidad laboral de los trabajadores del Sindicato Mixto de Trabajadores Mineros de Colquiri y los cooperativistas que voluntariamente decidieron pasar a la empresa estatal. Este proceso que lleve adelante la Comibol se basará en un proyecto minero viable.

Tercero. El acuerdo expresado en el punto anterior, para mayor garantía de ambos sectores, será introducido en el Decreto Supremo mencionado en el primer punto.

Cuarto. Se ratifica el acuerdo sobre la compra, preferentemente por Comibol, de mineral en niveles inferiores para no ceder la rampa San Juanillo ni el acceso principal de la Boca Mina San Juanillo, para ello deberán construir 'ore pass'.

Quinto. Se ratifica el acuerdo sobre la explotación del trabajo de la Cooperativa 26 de Febrero Ltda. en la veta Rosario, sin posibilidad de asociación con transnacionales y terceros nacionales que han causado daño al Estado boliviano.

Sexto. Queda aceptada la continuación de la Cooperativa Minera "26 de Febrero Ltda", con la cantidad de socios que tiene en la actualidad y sin ningún incremento del personal en el futuro.

Séptimo. Se ratifica el acuerdo sobre la implementación de medidas preventivas y sancionatorias contra el juqueo o robo de mineral; para dicho efecto, la Comibol podrá contratar os servicios de las Fuerzas Armadas y seguir las acciones que correspondan.

Octavo. Se ratifica el acuerdo sobre la reversión inmediata a la Comibol de la Veta Rosario, cuando se demuestre y constate la existencia de avasallamiento a las áreas de Comibol, de parte de los miembros de la Cooperativa 26 de Febrero Ltda.

Noveno. La parte de la veta Rosario, que comprende a partir del ingreso a la veta San Antonio, donde se encuentra la falla quedara para la explotación de Comibol.

Décimo. La viabilización de estos acuerdos exige a ambas partes la deposición de actitudes de confrontación y la inmediata pacificación del Distrito Minero de Colquiri para ello la Cooperativa 26 de Febrero y el Sindicato Mixto de Trabajadores Mineros de Colquiri, se comprometen ante el pueblo boliviano a la desmovilización de sus bases.