Pasar al contenido principal
Gobierno boliviano se abre a debate con indígenas sobre el trazo de carretera en conflicto
Lunes, Agosto 29, 2011 - 17:22

El gobierno anunció este domingo su apertura total para discutir con los indígenas el trazo del tramo II de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos. Mientras, los marchistas esperan en El Totaizal (Beni) una respuesta oficial del Órgano Ejecutivo para reiniciar el diálogo sobre este tema.

La ministra de Desarrollo Productivo, Teresa Morales, aseguró en el programa El Pueblo es Noticia, que transmiten los medios estatales, que la construcción del tramo carretero se hará en consenso con los habitantes del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) y que el gobierno está dispuesto a resarcir a los indígenas del lugar cualquier daño ambiental.

“Les hemos dicho (a los dirigentes indígenas) que estamos abiertos a cualquier trazo que propongan, por la izquierda, derecha, por el centro, incluso por encima del bosque”, dijo.

La declaración de la ministra de Desarrollo Rural se dio luego de que el presidente Evo Morales afirmara el fin de semana que el pliego petitorio de los indígenas era “inatendible”.

Morales participó este jueves 25 de agosto de los intentos de instalación de un diálogo con los marchistas en Puerto San Borja (Beni) junto al ministro de Obras Públicas, Wálter Delgadillo, y otros dos viceministros. Un día después la negociación quedó rota.

Este domingo, el dirigente de la Confederación de Ayllus y Markas del Qollasuyu (Conamaq) Rafael Quispe, quien participa de la marcha indígena, afirmó que esperan un comunicado oficial del gobierno para reanudar el diálogo. “Queremos una respuesta oficial, estamos esperando”, aseguró a radio Panamericana.

La marcha indígena comenzó el 15 de agosto y ahora esperará en El Totaizal, hasta este lunes, la instalación del diálogo con el gobierno.

Morales contó que la delegación de ministros aceptó los 16 puntos del pliego de los marchistas e incluso dialogar con la presencia de 10 ministros, pero que fueron éstos quienes rompieron el diálogo.

“Ellos van a poder hacer sugerencias de tipo ambiental y seguir kilómetro por kilómetro el diseño (de la carretera). Van a poder elegir de qué manera quieren que el Gobierno les resarza el daño ambiental”, sostuvo.

Carlos Romero, ministro de la Presidencia, sostuvo ayer que “no hay ninguna nueva decisión” del Gobierno con respecto a la marcha.

La concejal de Yucumo, Ana Vidal, informó que los pobladores de Rurrenabaque, San Buenaventura e Ixiamas determinaron bloquear la carretera hacia la ciudad de La Paz para evitar que los indígenas marchistas lleguen a la sede de gobierno.

Autores

LaRazón.com