Una comisión del gobierno instaló durante la tarde de este martes el diálogo con dirigentes de las subcentrales Sécure y Consejo Indígena del Sur (Conisur) para tratar la Consulta sobre la carreta por el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), mientras que la dirigencia de la subcentral Tipnis no acudió a la cita.

La dirigencia de la marcha demandó una convocatoria a la dirigencia de la movilización, que logró el “apoyo solidario” de la Central Obrera Boliviana (COB).

Los ministros de la Presidencia, Juan Ramón Quintana; de Obras Públicas, Vladimir Sánchez, y de Comunicación, Amanda Dávila, forman la comisión que inició el diálogo con Carlos Fabricano, en representación del Sécure, y Gumercindo Pradel, del Conisur, que apoya abiertamente la construcción de la carretera por medio del parque.

El dirigente de la subcentral Tipnis, Fernando Vargas, no acudió a la convocatoria con el argumento de que el gobierno “no es quién para definir con quiénes dialogar”, mientras tanto Dávila explicó en la mañana de este martes que la convocatoria es los que tienen relación directa con la suerte del parque, es decir, a los dirigentes de las subcentrales Tipnis, Conisur y Sécure.

Vargas, junto a Adolfo Chávez y otros dirigentes de la movilización sostuvo una prolongada reunión con la dirigencia de la COB, liderada por José Luis Trujillo, y consiguió consolidar apoyo a la movilización.

“Nosotros apoyamos esa demanda legítima de los compañeros indígenas”, explicó Trujillo, aunque aclaró que mantienen observaciones a puntos de la plataforma de lucha que apunta a afectar la producción minera.